Si existe algún consejo de dinero que tu abuelo te dio te aseguro que fue el de “cada cambio de sexenio compra dólares porque habrá devaluación”. Esa era una norma casi obligatoria para todos en el siglo XX y es una práctica que todavía existe y gente que la usa.

No me voy a aventar la clase de historia de cómo el tipo de cambio era controlado hace mucho tiempo y como luego pasó a las bandas de flotación. Lo que importa es que, en este momento, el tipo de cambio es una moneda de libre flotación (como debe ser) y no hay manera en que un presidente entrante o saliente determine el valor del dólar en México.

Durante los últimos años, varios analistas han lanzado alertas sobre la posibilidad de que el tipo de cambio se dispare a niveles estratosféricos argumentando distintos motivos. Unos que si Trump ganaba, otros que si el BREXIT, otros que si AMLO, otros que si el nuevo aeropuerto y ahora que si declaran a PEMEX en quiebra.

Para no hacer mucho rollo te voy a platicar el comportamiento del dólar en el 2018 y lo que va del 2019. En este año y medio el tipo de cambio más bajo fue, según Banco de México, el 17 de Abril 2018 en 17.9787 y el más alto en $20.7160 el 15 de Junio 2018. Hablando de ese periodo de 59 días el dólar se depreció un 15.22% lo cual, por supuesto fue muchísimo. En ese entonces, si mal no recuerdo, se trataba del nerviosismo que provocó que todas las encuestas daban como virtual ganador a AMLO en las elecciones presidenciales del 01 de Julio y cómo su discurso de confrontación y populismo chocaba con el status quo imperante hasta ese momento. Prácticamente el dinero se puso nervioso de que ganara la persona que decía que le caían gordos los que tenían dinero.

Muchas personas compraron dólares arriba de 20 pesos que porque se iba a ir arriba de los 25 y, 1 año después de las elecciones el tipo de cambio FIX cerró ayer 15 de Julio 2019 en 18.9803 lo que implica una pérdida del 8.37% para los que compraron en la parte más cara y que, si le incluimos la inflación de ese mismo periodo, llevan una pérdida real de más del 12% en 1 año.

Si eres de esas personas que se agarraron comprando dólares porque el mundo se iba a acabar te has de estar preguntando ¿Dónde está la devaluación que nos prometieron? Pues te digo que dicha devaluación no va a ocurrir; al menos no por un rato y la razón es muy sencilla.

Las divisas, como el dólar o el peso mexicano son productos, de categoría financiera pero productos finalmente. Por esta razón su precio (que es el tipo de cambio) se comporta dependiendo de la oferta y la demanda. Ahora, en el mundo existen 2 tipos de capitales, es decir, dinero extranjero que entra a México: El capital productivo que es el que sale a la calle y se usa para poner empresas y el conocido como capital golondrino que es el que únicamente entra a los bancos y casas de bolsa pero nunca sale a la calle.

Si un fondo de inversión tiene muchos mil millones de dólares de capital golondrino y quiere invertir en México deberá de usar la moneda de este país; por lo tanto, deberá vender sus dólares (mucha oferta) y comprar pesos (mucha demanda) lo que hará que el tipo de cambio (precio) baje.

Ahora ponme atención porque este es el meollo del asunto. Ha menos que vengas llegando de otro planeta o acabes de salir de una cueva estoy seguro que has escuchado noticias de que todo está del nabo. Que México está por entrar en recesión, que hay pérdidas de empleos, que tenemos como presidente a un viejito necio que no tiene ni idea de lo que está haciendo, que hasta la gente de gobierno está corriendo y aventándose por las ventanas de esta casa en llamas que se llama economía mexicana y muchos etcéteras más. En este espacio no nos importa si eres un apóstol del mesías cuatri transformador o si te salen ronchas nomás de escuchar mencionar el nombre del único más viejito que chabelo, aquí sólo platicamos de finanzas así que no vayas a empezar a desatar tu furia.

Regresando a lo que nos compete, te estarás cuestionando que si todo está por la calle de la amargura ¿porqué los extranjeros vendrían a invertir en México? Pues por una simple y sencilla razón, por algo que se llama “Carry Trade” que aunque se escuche como un término muy fifí, simplemente se refiere al diferencial de tasas entre EUA y México.

Si el fondo de inversión que platicamos hace rato invierte sus muchos mil millones de dólares en el gabacho le van a pagar una tasa de entre 2.25% y 2.50% al año pero si se traen esa lana a México, aquí les vamos a pagar el 8.25% así que si la lana fuera tuya ¿Dónde invertirías?

Por esta sencilla razón es que el tipo de cambio nomás no sube, ni subirá pronto. Mucha lana está entrando desde el gabacho a México porque aquí cobran más del triple de intereses.

Ahora ¿cual es el riesgo verdadero? Pues que las cosas sigan de la fregada y las calificadoras nos bajen el grado de inversión ya que, si eso sucede, querría decir que muchos de esos fondos de inversión no tendrían permitido invertir su lana aquí por estar reprobados y entonces habría una salida masiva de pesos (venta) para comprar de nuevo dólares (compra) y el tipo de cambio (precio) subiría como cohete.

Falta para que eso suceda pero, mientras tanto, es muy difícil de que el dólar regrese por arriba de los 20 pesos a menos que algo de plano grave suceda.

Si alguien te dice que sabe cuánto valdrá el dólar mañana, el próximo mes o el siguiente año la verdad es que se lo está inventando ya que, con toda la incertidumbre actual, cada día y cada conferencia mañanera es una aventura. Ponte al tiro y, si de plano tienes exposición a las fluctuaciones cambiarias usa coberturas, no te vayan a sacar o meter un susto… o ambas.

Si tienes alguna duda específica que quieras resolver o tema que quieras que platique en este espacio pregúntame en mi correo inteligenciaenfinanzas@gmail.com, a mi twitter @RockBrokers o en www.facebook.com/rockbrokers/