Estamos entrando ya a la recta final del 2017 el cual ha sido uno de los años más movidos de lo que va de este siglo. Ojalá pudiéramos decir que después de la tormenta viene la calma pero no se ve que el 2018 vaya a ser un paseo por el parque.

En espacios anteriores ya platicamos de las expectativas para el próximo año y dediqué varias semanas para intentar trasmitirte la importancia de la seguridad, la cobertura y la certidumbre que debes buscar para mantener tu patrimonio alejado de los trancazos.

Si ya entonces protegiste lo que tienes ¿qué crees? Te falta proteger lo que debes. Así como lo escuchaste, protege tus deudas. Recuerda que cuando pediste ése préstamo, sacaste esa tarjeta o compraste tu coche lo hiciste con ciertas condiciones financieras disponibles en ese momento. Si la realidad económica cambia, las condiciones de tus deudas también. Sino pregúntale a aquellos que se les ocurrió sacar préstamos en UDI´s hace varios años y los pobres no le han bajado nada a la deuda, es más, ya han pagado más de lo que les prestaron y aun así deben todavía más que la deuda original.

Para que no te pase esto necesitas seguir estos pasos:

  1. Identifica TODAS tus deudas y clasifícalas por riesgo. Por riesgo me refiero a la posibilidad que tengan para complicarse si el entorno financiero se descompone.
  2. Ya que tienes a la vista todas tus deudas ordénalas asi:
    1. Por tipo de tasa: Fija y Variable
    2. Por tamaño de tasa: Alta, Media y Baja.
    3. Por monto de pago mensual: Alto, Medio y Bajo.
  3. Marca como PRIORITARIAS aquellas que cumplan el menos una de estas características:
    1. Tasa Variable
    2. Tasa Alta
    3. Pago Bajo
  4. Si alguna de tus deudas cumple con las 3 características anteriores juntas entonces es una EMERGENCIA!!!

Si tienes una deuda con tasa variable te expones a que la tasa del crédito suba y pagues más intereses. Si la Tasa actual es alta imagínate lo que pasa si sube más. Finalmente, recuerda que el interés es el costo del dinero a través del tiempo por lo que una deuda con pagos pequeños indicará que tardarás mucho tiempo en pagarla por lo tanto pagarás muchos intereses.

Una vez que ya tienes identificadas y clasificadas tus deudas tienes 2 caminos a seguir: CONSOLIDACION o REESTRUCTURACION (Renegociación). Te explico cada una de las opciones.

 

CONSOLIDACION

Es, en resumen, juntar varias deudas en una sola. Existes estudios que demuestran que es mucho más efectivo concentrar los esfuerzos de pago en una sola deuda aunque sea mayor a tener varias deudas chiquitas. Por ejemplo, si tienes varias tarjetas y préstamos, cada uno de ellos tiene una fecha de pago distinta por lo que la cantidad que tengas para hacer pagos la tienes que dividir entre varios montos y entre varias fechas lo que no te permite avanzarle a ninguna. En cambio si juntas todas esas deudas en una sola, sólo tendrás una fecha de pago el cuál será mayor.

Para consolidar deudas existen varios métodos pero los más fáciles son:

  1. Traspaso de Deuda o Balance Transfer: Es un servicio que ofrecen casi todas las tarjetas de crédito mediante el cual puedes pasar la deuda que tengas en una tarjeta a otra con la ventaja de que te ofrecen una tasa mucho más barata. De tal manera que si tienes varias tarjetas chiquitas puedes juntarlas en una tarjeta más grande con una tasa más barata y así te será más barato pagar.
  2. Sustitución de Pasivos: Existe un tipo de crédito bancario (que no es tarjeta) que sirve justamente para que pagues tus deudas; es decir, no es para que compres nada sino para que les pagues a los otros bancos. Aquí el problema es que el banco que te otorgue este préstamo no le paga directamente a los otros bancos sino que te da la lana a ti para que tú vayas y pagues. Desafortunadamente muchas personas al tener la lana en la mano lo usan para otras cosas y no solo no pagan sus deudas sino que suman una deuda más a su registro.

 

REESTRUCTURACION

Se trata de renegociar la deuda que ya tienes con el mismo banco. Esto se debe de hacer cuando la deuda original es a tasa variable o a una tasa muy alta. Platicando con el banco solicitas que te la pasen a tasa fija, pagos fijos y tasa más barata. Recuerda que a los bancos no les interesa embargarte tus chivas si dejas de pagar, ellos lo que quieren es recuperar su lana por lo que ofrecen facilidades cuando el cliente se las está viendo complicadas con el objetivo de que no deje de pagar. Es más, con algunos bancos puedes llegar a conseguir incluso descuentos en el monto si les liquidas en una sola exhibición. Es muy importante que sepas que si el banco te hace un descuento en el saldo te reportará a buró con una mala calificación ya que implicará que eres un mal cliente y que la única manera que tuvieron de cobrarte es descontándote una parte.

Así que ya sabes, protege lo que tienes y protege lo que debes para que, en caso de que algún ignorante con iniciativa llegue a ser nuestro presidente el próximo año y comience a tener brillantes ideas que pongan a la economía de cabeza tu única preocupación sea prender la tele para reírte de sus babosadas y no pierdas el sueño porque tus deudas se vayan al cielo y tus ahorros al suelo… ponte trucha.

Si tienes alguna duda específica que quieras resolver o tema que quieras que platique en este espacio pregúntame en mi correo inteligenciaenfinanzas@gmail.com, a mi twitter @RockBrokers o en www.facebook.com/rockbrokers/

Próximamente te diré las fechas para que conozcas las verdaderas finanzas personales.