duelo, Covid-19, ser querido, familiares, apoyo emocional, especialistas, pérdida
El proceso de duelo también influye mucho la personalidad y el sistema de afrontamientos que cada persona tiene (Foto ilustrativa: pixabay)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Las personas que han sufrido la pérdida recientemente de un familiar o ser querido a causa del Covid-19 deben recibir apoyo emocional a tiempo, ya que esto puede favorecer el proceso de duelo posterior, pero sobre todo porque son circunstancias especiales o diferentes la de otra muerte; así lo expusieron una red de psicólogas, trabajadoras sociales, enfermeras y terapeutas en el texto “Guía para las personas que sufren una pérdida en tiempos del coronavirus (Covid-19)”.

En esta guía, las especialistas en pérdida y duelo explican que la muerte de un familiar “es una experiencia que necesita ser compartida, acompañada, sostenida por abrazos, miradas compasivas, palabras de cariño o respetuosos silencios”; pero sobre todo en estos tiempos de pandemia, en el que las circunstancias son especiales y en el que las personas no pueden cuidar, acompañar o despedirse de ese ser querido como les hubiera gustado.

Ante esta situación, las especialistas mencionan en el texto que esto puede provocar varias emociones como tristeza, rabia, culpa e impotencia, pero además las personas que perdieron a un familiar por Covid-19 pueden llegar a experimentar taquicardias, sensación de opresión en el pecho, sensación de nudo en la garganta o en el estómago, dolores de cabeza intensos, sequedad en la boca, sensación de mareo, irritabilidad, cambios de humor, impaciencia, dificultad para concentrarse, disminución del rendimiento, aumentar el consumo de tabaco y alcohol, por ejemplo.

En ese sentido, se recomienda a las personas iniciar una serie de acciones que pueden ayudar a tener un “autocuidado” y que serán el primer paso del camino al duelo; como el no añadir más “dolor a tu dolor”, porque las circunstancias actuales se escapan del control de todos.

“Aunque es una realidad dolorosa y traumática, sólo a través del camino paciente y constante hacia la aceptación, nuestro corazón dolorido encuentre consuelo y salga fortalecido”, se detalla en una parte de la guía.

La guía aclara que en el proceso de duelo también influye mucho la personalidad y el sistema de afrontamientos que cada persona tiene en la adaptación ante su pérdida; por lo que se recomiendan diferentes pautas para una “despedida personal”, menores de edad y adultos mayores, adolescentes y embarazadas.

Por ello, también se aconseja cuidar al personal de salud y ofrecerle alternativa para mantener un bienestar psicoemocional, que reduzca posibles respuestas o sintomatología traumática; ya que son los encargados de dar la noticia y “es muy importante, un gesto, una mirada de cariño, unas palabras de comprensión hacen que el familiar se sienta acogido y atendido en estos momentos tan difíciles”.

Por: Josimar Lara/SJS