durazo, informe
Compareció ante el Pleno por análisis del Primer Informe de Gobierno (Foto:@Mx_Diputados)

Ciudad de México (Rasainforma.com).- El secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño, afirmó que son imperativos éticos del actual gobierno, evitar el uso de la violencia y el derramamiento de sangre por todos los medios posibles y combatir a quienes vulneran a México, privilegiando el uso de la inteligencia sobre la fuerza.

Entregó a la presidenta de la Cámara de Diputados, Laura Angélica Rojas Hernández, un informe pormenorizado sobre lo sucedido en Culiacán, Sinaloa, el pasado 17 de octubre.

Estimó que “las concepciones contrarias, particularmente para combatir la inseguridad, esgrimidas por quienes ahora nos cuestionan acremente, han demostrado con creces su inutilidad en el terreno de los hechos”.

En su comparecencia ante el Pleno, señaló que lo que pudo convertirse en un episodio de guerra y derramamiento de sangre inocente, se resolvió privilegiando la paz pública.

“Nuestra actitud contrasta vivamente con los tiempos en los que la letalidad indiscriminada, el daño colateral y la falta de respeto a los derechos humanos eran moneda corriente”, agregó.

Apuntó que el objetivo es pacificar al país y devolver a la sociedad la tranquilidad que anhela”.

Resaltó que se debe aceptar, sin afán de justificar y de manera autocrítica, cualquier error cometido. Sin embargo, en materia de seguridad no es prudente sobredimensionar las circunstancias. “Un tropiezo táctico no invalida la estrategia en su totalidad”.

Aseguró que invariablemente se responderá con todo el peso de la ley al desafío de la criminalidad. Es nuestra obligación y compromiso indeclinable. “Siempre habrá momento para capturar a quienes delinquen, e iremos por ellos sin dudarlo, para que paguen por sus fechorías. Pero la vida de la gente es insustituible”.

Aclaró que la estrategia basada en el uso de la fuerza policial y militar, ya probó sus límites y generó decepciones. No se registró un logro relevante durante los sexenios en los que se aplicó. “Sus simpatizantes se niegan a ver que la estrategia por operativos –ya utilizada– no dio resultados; tuvo siempre un carácter reactivo en respuesta a un hecho delictivo consumado”.

Agregó que no se pueden desestimar poderosos fines conservadores detrás de los llamados a utilizar la fuerza pública a la menor provocación. “Son ellos los que piensan que la fuerza lo resuelve todo y que si un problema social no se resuelve es porque no se le ha aplicado la suficiente fuerza”.

A quienes proponen el uso indiscriminado de la fuerza pública, refirió: “les decimos que son muy altos los riesgos de la represión como métodos de acción del Estado. Además, no vamos a dar sustento a la propaganda que pretende pintarnos como un gobierno autoritario. A pesar de los desencuentros y debates, a pesar de las posiciones encontradas, no hay que olvidar nunca, ni perder de vista quiénes son los maleantes”.

“Ellos son los que aterrorizan a la población indefensa y la toman como rehenes, destruyen la propiedad ajena y amenazan cobardemente a mujeres y niños. El Estado mexicano somos los que debemos enfrentarlos mediante firmeza y transparencia para conquistar la paz”, comentó.

Resaltó la creación de la Guardia Nacional, cuerpo que cumplirá una función más preventiva que reactiva. “Se encuentra ya desplegada a nivel nacional con 72 mil elementos, y aspiramos a terminar el año con 92 mil y 140 mil para el 2021”.

Aa/RMR