Estamos comenzando el último mes de un año por demás complejo y retador. Pues si tú pensabas que con las fiestas navideñas iba a ser un mes tranquilo y sin más malas noticias te aconsejo que respires profundo y sigas leyendo.

Como acostumbro hacer en este espacio, primero te paso la información oficial y después te digo la neta de esa información oficial.

Si eres de los que les gusta estar al pendiente de las noticias habrás entonces escuchado la declaración de la Jefa del SAT (que es el brazo ejecutor de Hacienda) respecto de que, a partir del 2020 se podrá realizar una factura de manera instantánea en la terminal bancaria al momento de pagar con una tarjeta de débito o de crédito. El argumento oficial es que se trata de una medida que busca facilitar el proceso de facturación para los clientes. Si ajá, ¿cuál dedo quieren que nos chupemos?

Como siempre pasa en México, las cosas se anuncian antes de estar bien planeadas lo que genera mucha información distinta que no permite saber la realidad. En este caso hay varias teorías de cómo supuestamente va a funcionar. Una de ellas dice que van a “grabar” tu RFC en el chip de tu tarjeta para que la factura se emita automáticamente. Otra dice que no, que el RFC lo vas a digitar tú mismo en la terminal si quieres facturar. Incluso hay una versión que dice que hasta te podrían grabar el RFC pero en la tarjeta física, es decir, que así como vienen los 16 dígitos del plástico y tu nombre también vendría el RFC (esta última no creo que suceda).

En cuanto a la entrada en vigor de esta medida algunos dicen que será de inmediato el 01 de Enero (lo cual es totalmente imposible), otros como el presidente de la Asociación de Bancos de México dice que sería hasta el 2do semestre. La realidad es que nadie realmente sabe cuándo porque todavía no definen el cómo.

Ahora, todo esto que te comenté es la información “oficial” pero ahora déjame decirte la neta del planeta de todo este relajo.

En primera, si te preguntas si esto es real te confirmo que si lo es. Si te preguntas si efectivamente es para facilitarle la facturación a los clientes entonces te digo que claro que no. Si te preguntas cuándo entrará en vigor la neta no creo que pronto y te digo porqué. En México hay más de 100 millones de tarjetas de débito y más de 25 millones de tarjetas de crédito así como casi un millón y medio de TPV´s (terminales punto de venta). Para que el cliente pague con su tarjeta, esta tenga el RFC, la TPV lo lea y entonces facture primero se debe hacer el proceso de registrar esos RFC´s en esos más de 125 millones de plásticos. Para que eso suceda primero los bancos deben de concluir con su propio proceso de registrar, en sus bases de datos, la información fiscal de todos sus clientes para entonces sí pasar esa información a los chips de las tarjetas.

Después hay que reprogramar las TPV´s de todo el país para que sean compatibles tanto en la lectura de los RFC´s como con los enlaces a los programas de facturación electrónica que cada negocio tenga. Hasta entonces esta iniciativa fiscal podrá ser ejecutada.

Están diciendo que será totalmente opcional para las personas el facturar por medio de la TPV pero por supuesto que este es el primer paso para que después sea un tema obligatorio. ¿Te acuerdas como al principio también era opcional la emisión de facturas electrónicas?

Ahora pasemos a lo que, yo creo, es la verdadera finalidad de todo esto. Actualmente cualquier peso que se recibe en una cuenta bancaria es fiscalizado pero solamente toma en cuenta el enfoque del ingreso. Ahora, con las tarjetas, abarcarán la fiscalización de los gastos y ahí es cuando comenzará el cruce de información detonando una cascada de discrepancias, es decir, diferencias entre lo que un contribuyente declara de ingresos contra el monto que tiene de gastos.

Si una persona recibe en su cuenta bancaria 10 mil pesos y se gasta 12 mil con sus tarjetas entonces el SAT presumirá que tuvo 2 mil pesos de ingresos que no declaró por lo que le cobrará los impuestos correspondientes. Pero aquí es donde comienzan las preguntas sin respuesta como ¿Qué tal que el contribuyente los gastó pero los debe? No le pueden cobrar impuestos sobre deudas. ¿Qué pasa si la compra la hizo porque “le prestó” la tarjeta a su mamá para comprar una TV ya que la señora no tiene tarjeta? , ¿Qué pasa si el gasto no es deducible? Y así muchos etcéteras más.

Si te fijas todavía hay muchos vacíos de información pero lo único que es seguro es que se usará para cobrar cada vez más impuestos a los que ya estamos pagando. ¿Qué no saben que todos los que están en la economía informal no usan tarjetas sino que hacen todas sus compras en efectivo? La falta de sensibilidad (y a veces hasta inteligencia) de la gente en el gobierno hace que siempre seamos los mismos los que pagamos los platos rotos.

Ahora, que no se nos olvide que acaba de entrar en vigor el CoDi y dijeron que este nuevo sistema no participaría en la facturación instantánea pero me mocho un hue…so si no se lo aplican después.

Así que ya estás enterado, el próximo año, adicional a todas las buenas noticias que el nuevo gobierno ha traído en estos 12 años que lleva…. ah no perdón, son solo 12 meses, ahora también viene un nuevo apretón fiscal. Cada vez se aprieta más el collar que traemos todos los mexicanos que sí pagamos impuestos y cada vez será mucho más complicado mover un centavo sin que lolita se entere.

Claro que debemos pagar impuestos, eso es evidente, pero lo que debe suceder es que cada vez los paguemos más personas y no que cada vez paguemos más los mismo. Ponte trucha porque los capiruchos ahora serán instantáneos.

Si tienes alguna duda específica que quieras resolver o tema que quieras que platique en este espacio pregúntame en mi correo inteligenciaenfinanzas@gmail.com, a mi twitter @RockBrokers o en www.facebook.com/rockbrokers/ Encuéntrame los miércoles en Publimetro impreso.