Fortalecer a estados y municipios en distribución de recursos, debe ser realidad y no simulaciones (Foto: Cortesía)

Morelia, Michoacán (Boletín).- Frente al arribo de la nueva administración en el gobierno Federal en nuestro país, es apremiante que en la agenda pública se establezca de manera clara la instrumentación de acciones efectivas que disminuyan los niveles de pobreza en México, afirmó el diputado Alfredo Azael Toledo Rangel, durante una reunión de trabajo con el Secretario de Desarrollo Social y Humano (Sedesoh), Juan Carlos Barragán, con quien coincidieron en cerrar filas en la gestión de un mayor presupuesto para las áreas encaminadas a combatir la pobreza.

Durante la reunión, el diputado integrante de la Comisión de Desarrollo Social en la LXXIV Legislatura Local solicitó información sobre los programas que impulsa la dependencia y compartió algunas propuestas en las que está trabajando y presentará ante el Pleno del Congreso del Estado.

Azael Toledo refirió que nuestro país enfrenta una etapa de serias dificultades, que son superables, siempre y cuando se articulen acciones que involucre a todos los gobiernos, poderes y ciudadanos, para hacer frente, por ejemplo, al combate a la pobreza, tema en que las entidades no pueden resolverlo de fondo, debido a que reciben muy pocos recursos de la Federación.

Por ello, manifestó su apertura ante el titular de Sedesoh a fin de coordinar acciones que contribuyan a que en Michoacán pueda darse respuesta a las necesidades de la población en materia de desarrollo social.

Refirió que nuestro país, con la entrada de la administración federal, requiere de una estrategia integral, para atender tanto la pobreza como las causas y los factores estructurales que generan la violencia, en donde debe ser fundamental la coordinación con los estados y municipios, ya que son el contacto directo con los ciudadanos.

Hizo mención que, más que discursos, se requieren programas de desarrollo económico y social integrales, que establezcan áreas muy concretas de intervención, especialmente en aquellas zonas, grupos y comunidades marginados, apostándole a la inversión productiva, la creación de empleos y alternativas para los distintos sectores sociales.

No obstante, recalcó que si dicha estrategia no tiene el respaldo presupuestal correspondiente, que fortalezca realmente a los estados y municipios, no se tendrán cimientos sólidos para impulsar una verdadera política social en nuestro país.

ZM