Debemos estar muy atentos a los acontecimiento, leer las intenciones no expresadas para que un dictador no nos sorprenda.

Cuando vivía en Francia vi la película El Huevo de la Serpiente. Ahí se afirmaba: esta sociedad es como el huevo de la serpiente, a través de la membrana se ve el monstruo que se forma.

El hombre es un ser dotado de voluntad e inteligencia, por ésta puede leer el futuro y adivinar las grandes tendencias. Por su voluntad puede orientar el curso de los acontecimientos y ser conductor de la historia. Otros dirán: “juntos haremos historia” pero quieren decir que serán los más famosos.

Estamos en un mundo complejo, tenebroso, intrincado. En los hechos es necesario detectar su significado, su orientación, detectando la verdadera intención de los actores, en este caso políticos.

Hay varios hechos de la administración pública que son dignos de observarse porque están cargados de intenciones secretas y son trascendentes. Uno de ellos es entregar los puertos y sus aduanas a la Marina,.

No es un hecho banal, inocente. el primer mandatario(el que hacen los mandados a todos los mexicanos) de alguna manera reconoce que su gobierno no ha podido con la corrupción en este sector, que es el último recurso para parar la corrupción.

Los seres humanos, y en este caso el primer mandatario, tienen intenciones no manifestadas, presentan con frecuencia las que convienen, las que la gente puede oír, lo que les halaga lo que va en la línea de lo esperado y lo que debe hacerse.

Es cierto que el presidente cuando dice “el pueblo”, quiere decir yo. Muchas veces son los intereses del individuo y de sus tribus, mantenidos en secreto, los que determinan la gestión gubernamental.

Podemos detectar actitudes autoritarias en el gobierno, un deseo obsesivo de poder, y alusiones a implantar una dictadura. Así las menciones que no vienen al caso: “no me voy a reelegir”, debemos entender que quiere decir lo contrario.

Ha mostrado signos de dictador cuando ha tomado medidas graves por capricho y dañando gravemente a los pobres. Así canceló el aeropuerto de la ciudad de México y tiró a la basura $100,000,000,000 y más que van hacer causa de hambruna, enfermedad y muerte en los humildes

Otro hecho significativo es que se ha expresado siempre contra organismos autónomos.

Los cristianos podemos tener una percepción clara y profunda de lo porvenir, una visión profética que debemos activar en este momento.

Lo anunciado en Manzanillo es militarización, un proceso antidemocrático. Va reformando la Constitución y estableciendo controles para acabar con la democracia y establecer su dictadura. El dictador es sostenido no por las instituciones sino por el ejército.

Ahí que ir a las verdaderas intenciones del primer mandatario: él se cree el mejor presidente que debe quedarse todo el tiempo en el poder.

Es autoritario y cree tener razón en todo, no oye a sus secretarios y se siente sobre la ley y sobre el bien de la nación, su lenguaje es dogmático habla como un iluminado .

La verdadera intención que se lee entre líneas y no se puede disimular es quedarse en el poder como los tiranos: Juares, su ídolo, Hitler, Hugo Chaves, Benito Juárez, Calles y muchos otros.

Contemplando a Cristo podemos adivinar las tendencias y las verdaderas intenciones de los falsos profetas. El Mesías nos enseña a observar si el líder no es sencillo sino le gusta el poder y los reflectores.

Si no vive humilde sino “creído”, veladamente pretencioso y presumido si se siente indispensable, y tiene pretensiones de dominar, no está en la sociedad como el último de todos y el servidor de todos, capaz de lavarle los pies y ponerlos a la mesa.

Es un pecado frecuente de la clase dirigente querer ser los primeros y ver desde lo alto las multitudes pobres. De hecho, salvo en su discurso “de enajenación”, viven en otro nivel, muy alto y por encima del pueblo, en casas de primer mundo.

Con frecuencia, de manera apenas disimulada, López O es atormentado por el espectro de la reelección. Antes de ser presidente amenazaba con sus huestes terribles, con soltar el tigre… Ahora amenaza con vigilar las elecciones para que sean justas, es decir, para que gane él.

Es la clase de los tiranos, ya Trump amenazó con no reconocer el triunfo de los demócratas.

Hay otros signos de los verdaderos servidores del pueblo, que no son lobos rapaces que vienen vestidos de ovejas, es el desprendimiento de los bienes materiales, $108,000 mensuales es demasiado, no es signo de austeridad, debiera compartir López O la suerte de los pobres, vivir con cuatro o cinco salarios mínimos, o sus buques, con el salario incierto de quienes no tienen un empleo fijo.

Una prueba que haría grande a López O sería desprenderse de todo y no tener donde reposar la cabeza y no tener ni siquiera un antro como las zorras.

Lo que lo haría verdaderamente grande sería dejarse clavar en la cruz en el lugar de tantos pobres que no tienen justicia ni dinero y para acabar con los corruptos y prepotentes, también de su Movimiento .

Queremos de corazón a México y queremos despertar la conciencia de que somos sus centinelas y buscamos su bien verdadero y definitivo. Debemos actuar y no hacernos pendejostales.