Medardo Serna dijo que se tuvo avances también en las obras que se tenían convenidas desde hace muchos años

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com / Andrea Hernández).- El rector de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH), Medardo Serna González, presentó una especie de informe sobre la situación de huelga por parte del Sindicato Único de Empleados de la Universidad Michoacana (SUEUM) que pesa sobre una institución desde el pasado viernes ante el Consejo universitario.

En su intervención en rector nicolaita señaló que el incremento salarial está definido y no es motivo de huelga y en cuanto a prestaciones el porcentaje con apoyo del gobierno del estado se incrementó al 1 por ciento y por acuerdos del sindicato de destino a la despensa

Dijo que se tuvo avances también en las obras que se tenían convenidas desde hace muchos años y que ya se está avanzando en ellos, así como lo relacionado con la entrega de equipo de cómputo que ya se tiene pero no ha sido aceptado por el SUEUM.

Señaló que se avanzó de manera sustancial y que en lo único que no se avanzó fue lo referente a la cláusula 52 que marca que al jubilarse un trabajador la vacante debe ejercerse de manera automática «esa es la interpretación del sindicato y nosotros actuamos en base a un mandato de Consejo Universitario que señala que no se generen nuevas plazas si no se tiene respaldo presupuestal», dijo.

Señaló que al no contar con los recursos no se pueden generar nuevas plazas y al ser este el punto crítico de la negociación convocó al Consejo universitario para informar sobre la situación del movimiento de huelga que estalló el pasado viernes.

Explicó que al jubilarse un trabajador en la Universidad Michoacana se sigue erogando recurso para el cobro de su pensión por lo que, contrario a lo que se piensa, el recurso no queda disponible para otra contratación por lo que se contratarse nuevo personal sería creación de nuevas plazas lo que no es posible en la situación financiera actual de la institución.

Serna González señaló incluso que si no se tuviera un déficit económico tan grande en la institución se pudieran destinar mayores recursos y esfuerzos a mejorar los programas académicos y culturales, por lo que reiteró su postura de no aperturar nuevas plazas que abonen a la ya difícil situación económica de la institución.