Se deben sancionar los delitos ambientales, indicó Julio Santollo (Foto: Cortesía)

Villa Madero, Michoacán (Boletín).- Los bosques son el principal amortiguador de las alteraciones climáticas, si continúa la expansión agrícola anárquica sobre las zonas forestales, las consecuencias se manifiestan en reducción de ciclos pluviales, pérdida de especies endémicas, extinción paulatina de cuerpos naturales de agua, disminución de la calidad de vida de los ciudadanos, y otras situaciones adversas.

Así lo hizo notar el titular de la Secretaría de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Cambio Climático (Semarnacc), Ricardo Luna García, durante la celebración de la Novena Sesión de la Mesa de Seguridad Ambiental, que fue instalada en este municipio donde comenzó a darse el auge en la producción de aguacate, pero donde las consecuencias nocivas en tema ambiental también son muy evidentes.

Julio Santollo, un activista de esta región y promotor para la preservación de una reserva ecológica en la comunidad de San Pedro Piedras Gordas, dio cuenta de poblaciones que este año por primera vez tuvieron que comprar agua en pipas para el consumo humano y para dar de beber al ganado, «la gente está alarmada, porque nunca habían vivido casos tan drásticos, esta situación no debe ser así, no deben verse obligados a comprar agua porque sus manantiales se están secando, se deben recuperar los ecosistemas para dignificar la vida de esas comunidades», pidió el ambientalista.

Una de las denuncias ciudadanas que tuvo mayor eco, es que hay muchas personas que no son originarios del municipio de Villa Madero, que llegaron de otros lugares a comprar predios y son ellos los que causan severos daños al medio ambiente, por eso se pidió que los operativos contra el cambio de uso de suelo continúen para evitar un mayor deterioro.

En este tenor, también los productores del sector maderero, exigieron que haya una compensación ambiental y reparaciones de los ecosistemas en general, no sólo con las personas que llegan de otros municipios, los industriales de la madera, sino en general, con todas las personas que han instalado huertas, y de todos aquellos que tienen un beneficio de los bosques de esta región.

Otra petición fue que se logre establecer una coordinación con autoridades judiciales y ambientales para sancionar los delitos ambientales, para lo que se dará seguimiento a los trabajos que hoy se ponen sobre la mesa.

Ante estas peticiones el secretario de Seguridad Pública, Juan Bernardo Corona, pronunció que esta situación se va a atender en la magnitud que merece, en aspectos sociales, ambientales y de seguridad, para esto último, enfatizó, hay plena coordinación con todas las instituciones involucradas, incluida la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

«Con estas acciones se busca hacer justicia, por eso los operativos que se tengan que hacer, tendrán que realizarse, y también se va a hacer una revisión puntual de las condiciones que existen para evitar que siga el deterioro ambiental; si antes no ocurría así era porque estaban infiltradas las autoridades, pero hoy estamos aquí trabajando con ustedes para hacer frente a todas las situaciones», expuso el secretario.

En esta reunión también participó Rosi Miranda Arévalo, diputada estatal por este distrito, y quién pidió que la Mesa de Seguridad Ambiental también se instale en otros municipios, por lo que este tipo trabajos también se realizará en Tacámbaro, durante los primeros días del mes de julio.