papa
El líder de la Iglesia Católica quizo enfatizar el simbolismo de servicio (Foto: Archivo)

Roma (MiMorelia.com/Redacción).- Este Jueves Santo el Papa Francisco lavó y besó el jueves los pies de 12 prisioneros en un tradicional servicio, en el que les pidió que se ayuden mutuamente y olviden esa estructura jerárquica de reclusos o la ley del más fuerte.

Este tradicional rito de Jueves Santo fue practicado por los predecesores del Papa Francisco en una de las grandes basílicas de Roma, lavando los pies de 12 sacerdotes.

El líder de la Iglesia Católica quizo enfatizar el simbolismo de servicio por lo que ha preferido acudir a lugares de confinamiento, como prisiones, centros de inmigrantes u hogares de ancianos.

El argentino de 82 años, acudió a una prisión ubicada a 40 kilómetros de Roma, en Velletri. Por quinta ocasión el Papa conmemoró el gesto de humildad de Jesús hacia sus apóstoles en la llamada Última Cena.

Recalcó que lavar los pies de los visitantes era tarea de esclavos y sirvientes, durante sus palabras a los presos.

«Esta es la regla de Jesús y la regla del evangelio. La regla de servicio, no de la dominación o de humillar a otros», afirmó.

Este Viernes Santo el Papa dirigirá la procesión del Vía Crucis alrededor del antiguo Coliseo de Roma y el servicio de la vigilia de Pascua el sábado por la noche. Finalmente el domingo de Pascua leerá el mensaje tradicional «Urbi et Orbi».

ZM