Como estoy seguro que ya te habrás dado cuenta, en el mundo actual lo único que podemos tener como constante es la incertidumbre. Desde la crisis financiera del año 2008 se han ido suscitando eventos relevantes en forma de cascada; y cada vez que uno sucede tiene el potencial de cambiar la realidad.

En el año 2007 el Profesor Nassim Nicholas Taleb publicó un libro donde explica su Teoría de los Cisnes Negros la cual sostiene que el mundo se encuentra dominado por el impacto de eventos muy raros, imprevistos y altamente improbables pero con un extraordinario poder de influencia en el desarrollo de la humanidad.

El principal enfoque de esta teoría es que la vida y su desarrollo es el producto de un conjunto de eventos inesperados de bajísimas probabilidades y que, justamente por eso, son casi imposibles de predecir.

El Profesor Nassim resalta que el objetivo de la teoría no es predecirlos sino identificarlos una vez que han sucedido. El nombre lo tomó del hecho y la probabilidad con que un cisne negro nace relacionado con el número de cisnes blancos.

Haciendo una definición menos técnica se podría decir que un cisne negro es un evento que sucede cuando nadie lo esperaba y que resulta ser sumamente importante generando un cambio en el mundo.

Si bien un cisne negro puede presentarse en tu familia, tu trabajo o tu ciudad, en la práctica sólo se le asigna este nombre a aquellos eventos con impacto mundial. Con esto como base, desde el año 2008 aquellos que están relacionados con el mundo financiero son los que se llevan los reflectores.

En el pasado se han dado cisnes negros que no tienen que ver con las finanzas. Algunos de los más importantes fueron:

  • La gran depresión de 1928
  • Hitler
  • El ataque de las torres gemelas de NY.
  • El aparición del fundamentalismo islámico

El hecho de que nadie pensara que un político frustrado y soldado de baja categoría pudiese llegar a ser el hombre más poderoso del mundo y se autoproclamara como el tercer Reich le permitió cambiar el rumbo de la historia.

El que nadie considerara posible que EUA pudiese ser atacado dentro de su propio territorio hizo posible el evento más importante del nuevo milenio hasta la fecha. Y el hecho de que nadie le diera importancia a esos pequeños grupos islámicos que quedaron después de la guerra de Afganistán les permitió fortalecerse hasta tener el poder de modificar la manera en que los países controlan su seguridad interna y la manera en que los ciudadanos del mundo viajan.

Sin hacer tanto esfuerzo de memoria será muy sencillo identificar los principales dos cisnes negros del año 2016 que fueron el Brexit y la victoria de Trump.

Ahora, algunos analistas han pretendido “predecir” algunos cisnes negros para los próximos años entre los que destacan los siguientes:

China y EUA inician una guerra comercial reconfigurando las rutas y maneras en que el mundo realice el comercio.

Trump decide sacar a EUA de la Organización Mundial de Comercio lo que generaría una incertidumbre mundial ante el surgimiento de nuevo liderazgos económicos.

Donald Trump es asesinado como consecuencia de su política de exacerbación del racismo y el fomento a la división y odio de la sociedad.

El Reino Unido se desintegra como consecuencia del Brexit ya que Escocia decida separarse e Irlanda del Norte se unifica con Irlanda del Sur.

Por supuesto esto no quiere decir que vayan a suceder. Por ejemplo, a principios de año otro de los cisnes negros era que Le Penn ganara en Francia, cosa que no sucedió.

Lo que debemos tener en cuenta es que todavía existen muchos temas en proceso de definición y asuntos en los que ponemos toda la atención (como el petróleo o el muro) finalmente terminan siendo distracciones que generan nos encontremos confiados de que otras cosas no pasen y terminan pasando.

Como una de las principales características de los cisnes negros es que sean impredecibles por su baja probabilidad no es necesario que estemos mordiéndonos las uñas queriendo adivinar lo que va a pasar. Aun así es importante que aprendamos de la historia y si existe algún evento que ya esté identificado como con el potencial de poner en peligro la realidad, no debemos ignorarlo bajo el argumento de “al cabo ni creo que suceda”, pregúntale a los europeos y a los gringos.

Así que, ahora que sabes lo que es un cisne negro, abre los ojos y prepárate para aquellos que se vayan descubriendo con el paso del tiempo ya que últimamente y cada vez con más frecuencia, lo imposible se está haciendo posible y lo malo es que son puras cosas negativas.

Si tienes alguna duda específica que quieras resolver pregúntame en mi correo inteligenciaenfinanzas@gmail.com, a mi twitter @RockBrokers o en www.facebook.com/rockbrokers/

En los próximos días te diré las fechas para que conozcas las verdaderas finanzas personales