Cristobal Arias, legislador, Michoacán, Casa de Enlace, Purépeo
La inauguración de la Casa de Enlace estuvo amenizada por el mariachi juvenil “Voces de Purépero” y el ballet “Purépero baila” (Foto: cortesía)

Purépero, Michoacán (MiMorelia.com).-  El pueblo michoacano no es derrotista, prueba de ello es la gente y el municipio de Purépero, que es ejemplo de trabajo, es un municipio laborioso, industrial, “han logrado, por ejemplo, superar a León en la producción de calzado de trabajo”.

Así lo manifestó el senador Cristóbal Arias Solís al iniciar su gira de fin de semana en este municipio, autodenominado “lugar de gente emprendedora”, zona conocida por su importante producción de calzado, particularmente de corte industrial, y su industria láctea.

Aquí estuvo acompañado por el alcalde Arturo Vega Rodríguez, por los regidores Leopoldo Caballero Ayala, María del Rosario Melgoza y Blanca Orozco –esta última del municipio de Villamar-, por Guillermo Vega, contralor municipal; por el presidente de Tanhuato, Héctor Daniel Aranda Pérez; por el ex edil de La Piedad, Ramón Maya Morales; Bruno Salazar, uno de los anfitriones, el senador suplente Alfonso Solórzano y empresarios del lugar.

Ante la falta de apoyos, de estímulos y recursos al sector productivo de la entidad, Cristóbal Arias enfatizó la necesidad de abrir fuentes de empleo, de apostar por la industria, por la micro, pequeña y mediana empresa, para que regiones como la de Purépero, donde existe una fuerte vocación industrial, logren su máximo potencial.

Necesitamos ir juntos y de la mano, aprender de experiencias como la de ustedes, donde hay 30 o 40 fábricas de calzado que producen 60 mil pares por semana, expresó.

Indicó que si bien las remesas de los migrantes dan un empuje a la economía local, no se puede apostar a eso, “tenemos que apostarle a nuestros propios recursos y capacidades”.

(Foto: cortesía)

Por ello, explicó, se requieren gobiernos honestos, emprendedores, promotores del desarrollo económico y social, preocupados por estimular la actividad y el desarrollo económico, por generar trabajo.

Consideró que el gobierno debe devolver los impuestos que recauda en apoyos y servicios de calidad para el bien de la población, como buena seguridad pública, educación, salud, carreteras y estímulos para ser cada vez más productivos y competitivos.

También se pronunció por que se destinen los recursos gubernamentales a proyectos muy concretos a nivel estatal, regional y municipales, que convengan más a la gente y no dispersarlos, provocando que se pierda su efecto.

A nombre de la comunidad, los empresarios Roberto Ordaz, Jorge Magdaleno Ordaz y Raúl Ortiz le solicitaron el apoyo para realizar las gestiones necesarias para romper el récord guinness con el zapato (bota industrial) que elaboraron durante ocho meses y que es el más grande del mundo (7.80×4.50×2.40m) en este momento, con un peso de casi dos toneladas. También le pidieron apoyo para adquirir el material necesario para su exhibición sin que el calzado se dañe.

Más tarde, Cristóbal Arias inauguró la Casa de Enlace y Gestión Social del municipio, acto amenizado por el mariachi juvenil “Voces de Purépero” y el ballet “Purépero baila”, donde estuvo acompañado también por representantes de bienes comunales indígenas.

María del Rosario Melgoza reconoció la trayectoria y el trabajo político de Cristóbal Arias y de María Ortega Ramírez.

Boletín/SJS