El silencio mata videomapping
En Morelia se realizó una marcha por el centro en conmemoración a esta fecha (Foto: Cortesía)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Bajo el lema «El silencio mata«, la fachada del templo de San Francisco se iluminó con el mensaje de siete mujeres que fueron víctimas de violencia, en una obra de videomapping hecha por el artista visual Emilio Hernández Cortes.

Esta actividad se llevó a cabo en el marco de la Jornada Naranja Michoacán 2020 que se realizó para conmemorar el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, y fue coordinada por la Secretaría de Cultura del Estado y la Secretaría de Igualdad Sustantiva y Desarrollo de las Mujeres.

videomapping
(Foto: Cortesía)

«Escuchar a las mujeres víctimas de violencia es un recordatorio de lo que nos falta por hacer», dijo la secretaria de Igualdad Sustantiva y Desarrollo de las Mujeres (Seimujer), Nuria Gabriela Hernández Abarca, durante la proyección del videomapping en la Plaza Valladolid.

«Muchos años he caminado empujando los derechos humanos de las mujeres, como mujer y como madre también me frustra, me duele, me causa impotencia saber que hagas lo que hagas la violencia nos sobrepasa, por eso este es un llamado, una súplica para que dejemos de cerrar los ojos, dejemos de seguir  normalizando, tolerando y reproduciendo la violencia contra niñas y mujeres», afirmó la funcionaria.

«Esta actividad nos invita a recuperar las bases de respeto e inclusión que nos faltan en Michoacán, en México y en el mundo en general, y aborda un tema que carcome a la sociedad: la violencia contra la mujer«, señaló Claudio Méndez Fernández, secretario de Cultura del Estado, en representación del gobernador Silvano Aureoles Conejo.

Claudio
(Foto: Cortesía)

Agregó que tenemos el gran compromiso de reconstruir una sociedad con más respeto, y este tipo de manifestaciones nos permiten visibilizar aún más el problema de la violencia contra la mujer, un trabajo que corresponde a todos, dentro de las políticas públicas, las familias, el trabajo, las escuelas y cualquier otro entorno donde se genere violencia.

Redacción/rmr