Mientras la NASA busca llevar una tripulación humana a Marte para la década de 2030 (Imagen: NASA/ESA/Hubble)

Ciudad de México (MiMorelia.com/Alfredo Martínez Martiñón).- “Estamos haciendo las inversiones necesarias y estamos más cerca que nunca en la historia de la civilización humana de mandar a humanos a Marte en 2030”, sostuvo la administradora adjunta de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés), Dava Newman.

Lo anterior, tras informar que en el 2020 Estados Unidos plantea crear oxígeno artificial en el Planeta Rojo, con un experimento del robot explorador sustituto del Curiosity, y además investigan un motor de propulsión solar para viajar por el espacio profundo.

Pero este mismo año podemos observar cómo sería la vida en el vecino de la Tierra, con la primera colonia humana instalada allá, a través de seis astronautas, en una miniserie de National Geographic Channel.

Tal producción, la mayor de dicho canal, según afirmó la propia compañía, tiene como director al cineasta mexicano Everardo Gout, conocido por su película «Días de Gracia», del 2011.

“Con el estilo narrativo tan característico y personal de Everardo, esperamos estimular la imaginación del público con la idea de llevar vida a Marte, visto como una posibilidad real y emocionante para una nueva generación de entusiastas del espacio”, señaló el presidente de programación y producción original de la empresa, Tim Pastore.

Entre lo novedoso de la serie, cuyo nombre es simplemente “Mars”, se encuentra la opinión de reconocidos científicos sobre si es real la idea de llevar a cabo una misión de ese tipo, intercalada con la vida de los astronautas en aquel planeta, y sus dificultades, como la escasez de alimentos, los peligros de un incendio en su base o de una tormenta marciana.

También se utilizan muchas imágenes generadas por computadora. Uno de los retos más complicados a los que se han enfrentado, es la recreación de una tormenta en aquel planeta, explicó el director de Efectos Especiales, Russell Dogson.

Otro, la caracterización de la “colonia Olympus”, igual de manera digital, donde los seis terrícolas deben vivir.

Un espacio más es el invernadero, parte vital para que los humanos puedan sobrevivir por la siembra y producción de alimentos.

Además, el aterrizaje de la nave espacial ‘Daedalus’, explicó Dogson en declaraciones recogidas por la Agencia EFE, “fue sorprendentemente difícil, ya que teníamos que tener en cuenta las diferencias de gravedad y presión, fue muy difícil mostrar eso. En general, la gravedad fue un reto”.

La historia de “Mars” es sobre la llegada al planeta de la tonalidad escarlata de seis tripulantes, en el año 2033, para colonizarlo de manera permanente. Están un hidrólogo mexicano, interpretado por el actor argentino Alberto Ammann; la rumana Annamaria Marinca, quien da vida a una geóloga rusa; la francesa Clementine Poidatz, en el papel de una psicóloga; Ben Cotton, encarna al comandante de la misión y es ingeniero de sistemas; Sammi Rotibi, un especialista en Robótica, de Nigeria, y Jihae, en el rol de una estadounidense, piloto e ingeniero de software.

La filmación se lleva a cabo en los estudios Origo en Budapest, Hungría, donde se recrean algunos escenarios, así como en el desierto de Marruecos, que presenta las locaciones de Marte. Su estreno en México a través del Canal de National Geographic Latinoamérica está previsto para el próximo mes de noviembre.

Constará de seis capítulos de una hora y se presentará en 171 países del mundo, doblada a 44 idiomas, donde el director mexicano Everardo Gout, también forma parte de la producción.

Por otra parte, la funcionaria de la NASA Dava Newman explicó que por medio de una ruta de tres etapas, la agencia estadounidense busca llevar una tripulación humana a Marte en la década de 2030, para lo cual además del desarrollo tecnológico se debe evaluar el impacto en la salud de largas estancias en el espacio. Buscan constatar si hubo vida en el pasado y otros planetas son habitables.

Refirió que los astronautas en un viaje al cuarto planeta de nuestro Sistema Solar podrían pasar más de tres años en el espacio, pues sólo alcanzarlo supondría un periplo de ocho meses, siempre y cuando esté en su etapa más cercana a la Tierra.