Representaba un gran desafío computacional sin precedentes (Foto: Twitter/ @MIT_CSAIL)

Estados Unidos (MiMorelia.com/Redacción).- Luego de que este miércoles se diera a conocer que se había logrado capturar por primera vez una imagen de una agujero negro, ha trascendido que una de las principales involucradas fue una joven investigadora.

Se trata de Katie Bouman una estudiante graduada del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) en Ingeniería Eléctrica y Ciencias de la Computación, la cual se encargó de dirigir el desarrollo del algoritmo que permitió ayudar a los astrónomos a conseguir la imagen.

Este proceso no fue sencillo y representaba un gran desafío computacional sin precedentes, la información y los datos recopilados fue tan enorme que era necesario enviarse físicamente a una ubicación central, el observatorio Haystack MIT, por medio de media tonelada de discos duros. 

El algoritmo de Bouman permitió unir los datos recopilados a través de la red EHT.  

En este mismo sentido, la investigadora lideró varias pruebas que estaban destinadas a garantizar que la imagen del agujero negro no fuera el producto de algún error o fallo técnico.

Es por esto, que se requirió de la colaboración en cuatro equipos divididos que analizaron los datos de forma independiente, logrando que todos estuvieran seguros del hallazgo.

“SOMOS UN CRISOL DE ASTRÓNOMOS, FÍSICOS, MATEMÁTICOS E INGENIEROS, Y ESO ES LO QUE SE NECESITA PARA LOGRAR ALGO QUE SE CREÍA IMPOSIBLE”, señaló BOUMAN.

Te puede interesar: Logran fotografiar por primera vez un hoyo negro 

ZM