(Foto: Cortesía)
Lázaro Cárdenas, Michoacán (Boletín).-  Empresarios de Lázaro Cárdenas manifestaron su respaldo a la propuesta del diputado Alfredo Ramírez Bedolla, consistente en solicitar al Gobierno de México que sea decretada en esta región una Zona Libre Fronteriza ante la eventual cancelación de las Zonas Económicas Especiales (ZEE), y que Michoacán no pierda su potencial en la atracción de inversiones.
En reunión con agremiados al Consejo Coordinador Empresarial de Lázaro Cárdenas, presidida por Alejandro Villagómez González, el diputado afín a la cuarta transformación afirmó que el viraje en la política económica federal  no debe ser  motivo de confrontación con el gobierno de Andrés Manuel López Obrador; “la coyuntura nos convoca a trabajar juntos, sin distinciones partidistas, para solicitar a la federación que se otorgue a Michoacán una Zona Libre, modelo de atracción de inversiones que puede impulsar un desarrollo más equitativo”.
Los empresarios afirmaron que Michoacán debe trabajar en un plan de atracción de inversiones alternativo a la ZEE, toda vez que el Ejecutivo federal ha externado su intención de cancelar este modelo. En ese sentido, coincidieron en que si la política federal en materia económica cambia, lo importante es que Michoacán sea considerado en la implementación de esquemas como el que ya se aplica en la frontera norte del país, y que también se pondrá en práctica en el corredor transístmico.
Alfredo Ramírez puntualizó que la ZEE es un modelo económico que puede ser excluyente, toda vez que solo empresas con capacidad de invertir mínimo 90 millones de pesos podrían gozar de beneficios fiscales como el no cobro de ISR, IVA y subsidio de cuotas al IMSS; en razón de ello, refirió, en noviembre hizo un llamado al gobierno federal para que implementara de forma complementaria una Zona Libre y garantizar así la participación de micro, pequeños y medianos empresarios en las cadenas productivas y de valor.
La Ley de Zonas Económicas Especiales fue promulgada en junio del 2016; no obstante, la única inversión que se ha concretado bajo este marco legal es de Arcelor Mittal, empresa asentada desde hace años en el recinto portuario, puntualizó Ramírez Bedolla. Agregó que en la Zona Libre, en cambio, los beneficios fiscales aplican de manera inmediata en beneficio de todos los habitantes del polígono y de las actividades comerciales que se desarrollen dentro de él.
En la Zona Libre disminuye en 13 por ciento el pago de  ISR, y 8 por ciento menos de IVA, además de bajar el precio de los combustibles, y aumentar el salario al doble, expuso Alfredo Ramírez a empresarios.
En el mismo sentido que lo hiciera Itzé Camacho, presidenta municipal de Lázaro Cárdenas, los empresarios acordaron cerrar filas con Alfredo Ramírez Bedolla para solicitar al Gobierno de México que esta región de Michoacán cuente con una Zona Libre Fronteriza.