cierran acceso
La máxima autoridad de las comunidades consensuaron a no permitir el ingreso de extranjeros, visitantes y personas ajenas a las comunidades como una medida especial de contingencia (Foto: Cortesía)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Además de Pichátaro y Chilchota, también los municipios de Nahuatzen, Zirahuén, así como algunas comunidades en Uruapan han decidido cerrar los accesos como medida de protección para evitar la propagación del Covid-19.

A partir del miércoles de esta semana, los habitantes de algunas comunidades indígenas decidieron que bajo la libre autodeterminación de sus pueblos mantendrán las entradas y salidas cerradas de manera temporal hasta que existan mejores condiciones en materia de Salud.

El vocero del Consejo Supremo Indígena de Michoacán, Pavel Guzmán Macario informó que por medio de las Asambleas Generales, mismas que son la máxima autoridad de las comunidades originarias, sus integran decidieron que los pueblos de Zirahuén, Sevina y Santa Ana Zirosto perteneciente municipio de Uruapan, consensuaron a no permitir el ingreso de extranjeros, visitantes y personas ajenas a las comunidades como una medida especial de contingencia.

Cabe hacer mención, que este jueves 9 de abril, las autoridades de Salud informaron que se presentó en Michoacán la séptima defunción en el municipio de Tzintzuntzan, aunado a que en total hay 47 casos confirmados por Covid-19.

Sobre los cierres de algunos municipios, el titular de la Comisión Estatal para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, Domingo Santiago Gregorio, informó que de manera oficial tiene el conocimiento de que Pichátaro y las comunidades de Tocuro, así como Santo Tomás pertenecientes a Chilchota también decidieron bloquear las entradas con la idea de proteger a sus familias, pues muchos visitantes extranjeros o nacionales acuden en esta temporada de Semana Santa.

(Fotos: Cortesía)

Destacó que como Comisión cuidan que no se afecte el libre tránsito, pues éste debe garantizarse a los ciudadanos y las medidas tomadas por los comuneros a través de las Asambleas son respetadas por las autoridades estatales, ya que los habitantes de las comunidades indígenas son libres de implementar las acciones que mejor les convenga para bien de su territorio.

El funcionario, aseguró que desde hace dos semanas ha hecho un trabajo de concientización sobre las medidas sanitarias que se deben implementar en las comunidades indígenas, desde perifoneo, traducción de las acciones en materia de salud a las lenguas indígenas, la colocación de información en las casas comunales, ejidos o tenencias, así como la entrega de todo tipo de material impreso.

Aunque reconoció que sí les ha costado concientizar a la población indígena por las creencias arraigadas que aún prevalecen en varias comunidades, Santiago Gregorio se comprometió a continuar con la información en los pueblos para evitar pérdidas humanas ante la presencia de la pandemia.

Por: Guadalupe Martínez/E