Hasta el momento sólo tres presas se encuentra en un nivel de agua más alto cerca del 90 por ciento al ser de menor capacidad (Foto: Twitter/@Silvano_A )

Por: Guadalupe Martínez/@Guadalupemtzo

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Las presas a cargo de la delegación de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) en Michoacán, presentan un nivel del 80 al 85 por ciento, luego del paso de la tormenta tropical «Narda», por lo que no se corre el riesgo de ningún desbordamiento, sólo en caso de que se presentará un fenómeno natural muy «extremo».

El titular de la Conagua en la entidad, Eliseo Villagrana Villagrana, informó que hay un monitoreo constante en todas las presas del Estado que le competen a la dependencia, con la finalidad de evitar los desbordamientos que puedan afectar a la población, por ejemplo, en Morelia, donde ya se presentó en años anteriores una situación similar.

En entrevista colectiva, comentó que hasta el momento sólo tres presas, ubicadas en los municipios de Tepalcatepec y Múgica, se encuentra en un nivel de agua más alto cerca del 90 por ciento al ser de menor capacidad, pero reiteró que tampoco se corren riesgos por el monitoreo y el desfogue constante.

Villagrana adelantó que la próxima semana arrancarán con el mantenimiento y la rehabilitación de todas las presas en Michoacán, a las cuales se les invertirán 54 millones de pesos para que haya un mejor funcionamiento de las mismas, ya que se pronostican más ciclones y huracanes en los siguientes meses y lo que se pretende evitar es alguna afectación a los ciudadanos.

«La mayoría de las presas son muy antiguas, datan de 1960 y por eso requieren un mantenimiento constante. Por ejemplo, la de Chilatán se construyó en 1991 y la de Múgica hace cinco años, es decir son relativamente nuevas que no necesitan una rehabilitación tan constante», explicó.

Hace algunos días, el titular de la Comisión Estatal de Agua y Gestión de Cuencas (CEAC), Germán Tena Fernández, recordó que el año pasado el nivel de las presas en la entidad se encontraban en un nivel del 100 por ciento, y en 2019, apenas es del 80 por ciento, por tanto, consideró que las autoridades deben tomar previsiones en cuanto a la elaboración de programas emergentes para principios del 2020, para que la población en pobreza extrema cuente con sus cosechas.

RMR