El coach señaló que el equipo se fortalecerá cuando se recuperen de sus lesiones Israel Gutiérrez y Michael Pérez (Foto: Archivo)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Tras la derrota ante Capitanes de la Ciudad de México y la próxima visita a Fuerza Regia; el coach de Aguacateros de Michoacán, Gustavo Pacheco, subrayó que el equipo no debe bajar la intensidad; pues se viene lo más complicado de la temporada 2018-2019 de la Liga Nacional de Baloncesto Profesional (LNBP).

“Al estar teniendo una buena temporada no podemos estar en una zona de confort; vienen otros rivales que no sabemos cómo van a estar para la segunda vuelta, si se van a reforzar. No hay rival pequeño, ninguno, no hay uno que nosotros podamos tomar con calma o que digamos que podamos pasar por encima de ellos”, comentó.

Aunque el calendario de la LNBP es bastante apretado y el desgaste físico es alto; Gustavo Pacheco no lo pone como excusa y sabe que deben “plantear escenarios, estrategias, para poder administrar bien a los jugadores”.

“Es pesada, la liga es competitiva; se nos juntaron los rivales son fuertes después de eso viene Durango, que es nueva la franquicia pero con jugadores de experiencia; pero así es el calendario, así nos tocó jugar”, aceptó.

En ese sentido, el coach señaló que el equipo se fortalecerá cuando se recuperen de sus lesiones Israel Gutiérrez y Michael Pérez; quienes no han podido jugar esta temporada.

“Faltan algunas semanas para que se incorpore la gente que tenemos lesionada; seguiremos con las rotaciones cortas, tenemos que buscar e ingeniarse para salir adelante”.

A su vez, el capitán de Aguacateros, Arim Solares, coincidió en que la liga es tan competitiva, que ahora tendrán que enfrentar al sublíder de la conferencia norte, Fuerza Regia, quinteta contra que tendrán que dar su mejor versión a la ofensiva y defensiva para quedarse con la serie.

“Ahora nos toca Monterrey y tenemos un encuentro muy duro, tenemos que salir a ganar los dos juegos de la serie; seguir manteniéndose allá arriba, tenemos que seguir corrigiendo los errores; son cosas de basquetbol”.

ZM