congreso, derechos , personal medico, morena
Durante los últimos siete años, el Instituto Mexicano del Seguro Social ha registrado más de 7 mil ataques a médicos en hospitales, señaló (Foto Cortesía)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- La pandemia de Covid-19 nos ha demostrado lo vulnerables que son los derechos de los trabajadores de la salud en situaciones de emergencia, afirmó el diputado Alfredo Ramírez Bedolla, quién promueve en el Congreso del Estado iniciativas para que el personal médico tenga más garantías de poder ejercer libremente su profesión.

Durante los últimos siete años, el Instituto Mexicano del Seguro Social ha registrado más de 7 mil ataques a médicos en hospitales, señaló el diputado de Morena y dijo que esa estadística nos debe llamar a trabajar por proteger a los profesionales de la salud en el desempeño de sus labores.

En junio pasado, Alfredo Ramírez presentó una iniciativa de reforma al Código Penal para que las agresiones al personal médico constituyan un delito que se persigue de oficio; es decir, los agresores podrían ser sancionados aunque no sean denunciados por la víctima.

El legislador de Morena también promueve una reforma a la Ley de Salud de Michoacán con el propósito de incluir un capítulo denominado «De los Derechos y Obligaciones de los usuarios y del personal de los servicios de salud».

Con su propuesta, Ramírez Bedolla busca dar mayores garantías a profesionales y trabajadores de salud en el desempeño de sus funciones, por lo que reconoce como derechos; ejercer su profesión en forma libre y sin presiones de ningún tipo; laborar en instalaciones apropiadas y seguras; contar con los recursos que requiere la prestación de sus servicios; recibir trato respetuoso por parte de los pacientes y sus familiares; y que se proteja y salvaguarde su prestigio profesional, entre otras disposiciones.

Una de las aportaciones más importantes que plantea Alfredo Ramírez en favor de los trabajadores de salud, es que estos cuenten con un seguro de vida aplicable en caso de deceso derivado de su labor en instituciones públicas o privadas de salud; este beneficio incluiría en su cobertura a médicos y enfermeros residentes, pasantes o internistas.

«México está en deuda con nuestros trabajadores de la salud, quienes realizan una labor titánica para proteger la vida de las mexicanas y mexicanos durante la pandemia; lo menos que podemos hacer para retribuir su esfuerzo es proteger la libertad de ejercer su profesión y fortalecer sus derechos», concluyó Ramírez Bedolla.

Boletín/PO