Silvano
Silvano Aureoles Conejo, gobernador del estado, adelantó que el próximo año se prevé un panorama financiero complicado para la entidad (Foto Facebook: Silvano Aureoles Conejo)

Por: Andrea Bocanegra/ @AndreaB09595812

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- En enero el Gobierno de Michoacán iniciará el proceso de reestructura de la administración pública, en la que se contempla reducción y fusión de dependencias, así como recorte de personal al servicio del Poder Ejecutivo.

Silvano Aureoles Conejo, gobernador del estado, adelantó que el próximo año se prevé un panorama financiero complicado para la entidad, por diversas razones, de ahí la necesidad de realizar una nueva «reestructuración» de diversas dependencias y programas sociales.

Con esto se espera, dijo en entrevista, afectar lo menos posible las condiciones laborales de miles de trabajadores estatales.

«Estamos trabajando en un redimensionamiento de diversas áreas para que el recurso que se aplica pueda usarse de mejor manera. Eso pasa por una reestructuración de varias dependencias y áreas de gobierno que nos permiten estos dos años y 10 meses cerrar bien; hay varios factores que van a generar presión, entre ellos, el aumento de las tasas de interés e inflación superior al 4 por ciento, entonces tenemos que ajustarnos para estar en condiciones de enfrentar lo que viene», argumentó.

El perredista manifestó que el reajuste de la administración pública será «cuidadoso, para no lastimar derechos laborales y, cuando sea el caso, tendrá que haber las litigaciones correspondientes, pero es un redimensionamiento total del gobierno«.

Sin embargo, dijo, las modificaciones no fueron incluidas en la propuesta del Paquete Económico del Ejercicio Fiscal 2019 que el Ejecutivo estatal entregó al Congreso local, «porque todavía no sabemos cómo va a quedar el presupuesto, cuya aprobación está en función de lo que apruebe el Congreso federal», agregó.

R