Se reportaron 300 familias en Lázaro Cárdenas y las 350 restantes en los dos municipios tanto Coahuayana como Aquila (Foto: RED 113)

Por: Guadalupe Martínez/@Guadalupemtzo

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- 650 familias fueron afectadas por el paso de la tormenta tropical «Narda» en los municipios de Lázaro Cárdenas, Coahuayana y Aquila tras ubicarse en zonas de riesgo, sin embargo, reciben el apoyo de la autoridad estatal.

En diez días, la federación determinará si procederá la solicitud de declaratoria de emergencia.

Así lo informó el secretario de Gobierno, Carlos Herrera Tello, en entrevista con los medios de comunicación, luego de realizar el recorrido en estos tres municipios, donde se constataron los daños en la infraestructura hidráulica, de viviendas, enramadas en la zona de Maruata y algunas instituciones educativas del nivel Básico.

(Foto: Twitter/@jcbarragan)

Destacó que en el diagnóstico realizado por Protección Civil del Estado en conjunto con las autoridades municipales, arrojó que los daños se derivaron porque los drenes se encontraban tapados por cantidades importantes de basura y de residuos sólidos que impidió el paso de la corriente del agua a causa del paso de la tormenta tropical «Narda».

Explicó que luego del paso de la tormenta, las autoridades estatales, resguardaron a las 650 familias más afectadas en los albergues para otorgarles alimentación y cobijo.

Después, los funcionarios de la Secretaría de Salud de Michoacán (SSM), estableció un cerco sanitario para evitar algún brote de enfermedades.

Añadió que se reportaron 300 familias en Lázaro Cárdenas y las 350 restantes en los dos municipios tanto Coahuayana como Aquila.

«La mayoría de los daños se presentaron lo enceres de las familias, y sus viviendas, así como vehículos, pero también, en los drenajes, colectores, calles, así como avenidas. En eso estamos ahorita, después vendrá por supuesto el compromiso en inversión del gobierno del estado, seguro de los gobiernos municipales y del gobierno federal si es que lo valora como estado de alerta y emergencia», detalló.

El encargado de la política interna de Michoacán, indicó que de inmediato se inició el procedimiento del acopio de la información para mandar la solicitud al gobierno federal sobre la declaratoria de emergencia, y después de ese procedimiento, se deben esperar diez días para que el gobierno de la República analice toda la información a fin de aprobar o no el envío de los apoyos económicos y materiales.

Herrera Tello incitó a los demás presidentes municipales para que estén alerta e integren sus Comités de Emergencia municipal, así como también contar con sus Atlas de Riesgo.

«Al día de hoy, después de toda esta temporada de lluvias, el reporte de los municipios que tienen integrado su Atlas de Riesgo no llega ni siquiera a la mitad en el estado de Michoacán y eso nos debe tener más atentos», dijo.

RMR