arzobispo, morelia
El arzobispo, Carlos Garfias Merlos, planteó la posibilidad de que sean instaurados más centros en zonas consideradas "foco rojo" (Foto: FB/Arquidiócesis de Morelia)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- En el transcurso de febrero se pondrán en operación 16 nuevos centros de escucha para la atención a víctimas de la violencia y nueve centros de rehabilitación para personas adictas, anunciaron obispos de las cinco diócesis de Michoacán.

Los representantes de la Iglesia católica se pronunciaron en torno a la violencia que no cesa en sus regiones y los altos índices en el consumo de drogas entre la población.

Al respecto, el arzobispo Carlos Garfias Merlos planteó la posibilidad de que sean instaurados más centros en zonas consideradas “foco rojo”.

Por lo pronto de los 16 nuevos centros en los que víctimas de la violencia recibirán atención psicológica, orientación jurídica, canalización a una instancia de salud, si lo requieren, y, acompañamiento espiritual, si lo desean, dos serán ubicados en la diócesis de Apatzingán, tres en la de Zamora, dos en la de Ciudad Lázaro Cárdenas (uno en La Mira y otro en Coahuayana), cuatro en la de Tacámbaro (Santa Clara del Cobre, La Huacana-Churumuco, Benito Juárez y Tuzantla); y, los restantes cinco en la diócesis de Morelia.

No se especificó la ubicación de los nuevos centros de rehabilitación, pero Carlos Garfias remarcó que las cinco diócesis están consideradas.

En instalaciones de la Casa San Luis, situada en Santa María de Guido, obispos de la provincia de Morelia, los coordinadores de las comisiones y los responsables de las dimensiones diocesanas de pastoral de cada una de las diócesis de Tacámbaro, Apatzingán, Zamora, Lázaro Cárdenas y Morelia sostuvieron un encuentro en el que a decir del arzobispo se alista la apertura de estos espacios de apoyo a víctimas y adictos, y, se definirán las funciones internas y externas del Consejo Michoacano para la Paz, que será constituido el próximo 15 de marzo.

Explicó que este proyecto es coordinado entre asociaciones religiosas, a través de la Iglesia católica, la Secretaría de Gobierno del estado, y, la sociedad civil, representada por la Fundación Ciudadana para el Desarrollo Integral de Michoacán (Fucidim).

“Se ha estado haciendo la gestión de un recurso del Gobierno del Estado (dos millones de pesos) para hacer este proceso de capacitación y equipamiento de estos centros que se están anunciando”, refirió, para luego aclarar que con el gobierno de la República la iglesia Católica continúa en diálogo, con otra dinámica.

#ENVIVO Rueda de prensa de los Obispos de la Provincia Eclesiástica.#ArqMorelia #Obispos #Zamora #Apatzingán #Tacámbaro #CdLázaroCárdenas #Morelia

Posted by Arquidiócesis de Morelia on Tuesday, January 28, 2020

Lo anterior, reiteró el obispo de Zamora, Javier Navarro Rodríguez, en un contexto en el que sucesos de violencia “ocurren a diario, con distinta magnitud”, y la gente tiene la necesidad de ser escuchada, recibir consuelo, apoyo, y saber que no está sola.

“En el presbiterio de Zamora hay un Whats App de padres, donde nos estamos informando sobre ciertos riesgos de violencia para alertar a la gente, o para no pasar por ahí, tomar precauciones. Hemos tenido en los últimos dos meses, eventos fuertes de violencia, de encuentros de grupos contrarios, en Cotija, por ejemplo”, dijo.

El obispo de Apatzingán, Cristóbal Ascencio García, afirmó que en esta diócesis en específico hace falta la apertura de más centros de atención a víctimas de la violencia, “porque hay personas que no pueden ir de un municipio a otro por esta situación que se vive. Por ejemplo, en La Ruana, en Aguililla, en El Aguaje, poblaciones que han sido muy golpeadas por la violencia, mucho ayudaría un centro”.

A pregunta expresa, el arzobispo Carlos Garfias respondió que sí tienen contemplada la creación de centros de escucha en esas zonas con alta incidencia de violencia, pero advirtió que esto dependerá en gran medida de que las personas se vayan capacitando y se comprometan.

Por: Sayra Casillas/CA/R