De 2014 a la fecha, se aseguraron cuatro mil 58 animales y dos mil 954 ejemplares de plantas

Ciudad de México (MiMorelia.com).- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), ha asegurado cuatro mil ejemplares de animales y plantas en el combate que sostiene contra el tráfico ilegal de vida silvestre en el país durante los últimos tres años.

Así lo señaló el Director General de Inspección y Vigilancia de Vida Silvestre, Recursos Marinos y Ecosistemas Costeros, Joel González Moreno, con la representación del titular de PROFEPA, durante el Foro “Luchando contra el tráfico ilegal de vida silvestre”, con motivo de los festejos del Día Mundial del Medio Ambiente.

En el evento realizado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), en la Ciudad de México, detalló que de 2014 a la fecha, la PROFEPA ha asegurando cuatro mil 58 animales y dos mil 954 ejemplares de plantas, producto de mil 664 operativos contra el tráfico y comercialización ilícita de vida silvestre.

Asimismo, se han puesto a disposición del Ministerio Público Federal 135 personas que comercian o extraen ilícitamente ejemplares ilegal como trofeos de caza, totoaba, maderas tropicales, pepino de mar, reptiles, cactáceas, entre otros y que van a dar al mercado negro nacional e internacional.

Explicó que los delitos de apropiación, comercialización, explotación o tenencia de ejemplares de especies de vida silvestres, se han incrementado en el mundo en los últimos siete años, ubicándose como el cuarto negocio criminal más importante después del narcotráfico, la falsificación y el tráfico de personas.

Al ser también la segunda mayor amenaza para la vida silvestre, después de la destrucción de su hábitat, ha causado impactos devastadores en la conservación de especies icónicas del mundo.

En el caso de México, precisó, dejamos de ser un país de tránsito, para convertirnos en país de origen de tráfico de ejemplares y productos de especies silvestres, lo que ha puesto en estatus de riesgo de extinción a dos mil 606 especies nativas.

Para proteger la vida silvestre, dijo, la PROFEPA verifica los esquemas legales de manejo y aprovechamiento de especies; realiza operativos para combatir la tala y el tráfico ilegal en cada uno de los eslabones de la cadena: extracción, acopio, transporte, transformación, distribución, comercio y posesión.

Además de realizar operativos de vigilancia en áreas naturales protegidas y ecosistemas prioritarios, y fomentar la participación social para proteger los recursos naturales, mediante el fortalecimiento y generación de capacidades institucionales de inspección y vigilancia.

En ese sentido, la PROFEPA ha buscado la colaboración inter-institucional con la SEDENA, la SEMAR, la PGR, la Comisión Nacional de Seguridad (CNS), la Agencia de Investigación Criminal y el Sistema de Administración Tributaria (Aduanas de México), así como con INTERPOL, la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, el Servicio de Pesca y Caza de los Estados Unidos y el Ministerio de Medioambiente de Canadá; con estos dos últimos conforma el North American Wildlife Enforcement Group (NAWEG).

Con este tipo de acciones, el gobierno federal, a través de la PROFEPA, refrenda su compromiso por combatir el tráfico ilegal de especies silvestres y la tala de los bosques, para el cuidado y protección de la biodiversidad y los ecosistemas, concluyó.