Libre la circulación en el Libramiento Poniente, frente a la Secretaría de Seguridad Pública, ya se retiran los policías y la circulación se abre en los dos sentidos

 

Avenida Nocupétaro, desde la avenida Michoacán, el avance es lento pasando por la calle de Acacia y con dirección a la avenida Madero Poniente, hasta 5 o 6 tiempos para cruzar la luz verde del semáforo

 

Colapsada la circulación sobre avenida Madero Poniente para los que van del Obelisco a Lázaro Cárdenas con dirección hacia la avenida Pedregal, muy complicado el avance 

 

A partir del Panteón Municipal con dirección al Obelisco a Lázaro Cárdenas, la circulación de la Calzada La Huerta está a vuelta de rueda todo ese trayecto, pasando por el Palacio de Justicia

En lugar de robar, prefiere comprar 10 pesos de naranjas de camión volcado

"Así debe ser hombre, para qué robar el esfuerzo de otras personas”, se escuchó decir al hombre que grabó

NoImage
Varias personas llegaron con bolsas, canastas y costales para cometer rapiña (Foto FB: Leizer Zuñiga)

Tamaulipas (MiMorelia.com).- En días pasados se hizo viral la historia de un pequeño que con 10 pesos en la mano prefirió comprar naranjas de un camión volcado antes que ser parte de la rapiña.

A través de Facebook un usuario difundió una grabación donde se observa que un camión que transportaba naranjas chocó y volcó sobre la orilla de una carretera y mientras algunas personas aprovecharon para llevarse el fruto, un pequeño les dio una lección.

El accidente ocurrió en las cercanías de Ciudad Victoria, Tamaulipas, rumbo a Ciudad Mante.

En el video se ve que el niño se acerca a un hombre y le trata de paga por las naranjas que quiere tomar, por lo que el supuesto trailero le permite llevarse 10 naranjas por el dinero.

“Este niño se paró ahí con su familia, dice que (quiere) 10 pesos de naranjas. Así debe ser hombre, para qué robar el esfuerzo de otras personas”, se escucha decir al hombre que grabó.

Incluso en las imágenes se observa que varias personas llegaron con bolsas, canastas y costales para cometer rapiña, y a lo lejos se escucha a alguien decir “tú toma lo que quieras”, sin embargo, el niño se niega y se dispone a pagar por las naranjas con 10 pesos.

Minutos más tarde del accidente, el dueño de la mercancía llegó al lugar y detuvo la rapiña para luego levantar el fruto y transportarlo en otro camión, pero no sin antes venderle los diez pesos de naranjas al pequeño. 

EA