Este miércoles se inauguró la Unidad Especial para la Atención de Delitos de Homicidios Cometidos en Agravio de la Mujer (Foto: ACG)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com/Josimar Lara).- En el país, seis mujeres mueren al día por el simple hecho de serlo, manifestó Alejandra Negrete Morayta, comisionada nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres.

Al asistir a la inauguración de la Unidad Especial para la Atención de Delitos de Homicidios Cometidos en Agravio de la Mujer en de la Procuraduría de Justicia de Michoacán, señaló que 7 de cada 10 mujeres han sido violentadas en algún momento de su vida por su última pareja o en el ámbito familiar, además de que México ocupa los primeros lugares de violencia sexual contra la mujer.

Por ello, consideró que es importante atender el tema de violencia contra la mujer en términos de justicia y se mande un mensaje social, para que este fenómeno pueda erradicarse verdaderamente.

En ese sentido, puntualizó que entre las principales medidas que deben tomarse está que el cualquier homicidio que se cometa en contra de una fémina debe investigarse como feminicidio, aunque en el camino se descarte esta posibilidad, para poder tener las pruebas adecuadas y una certeza en los hechos.

Abundó que se deben fortalecer las medidas de protección a las mujeres, para ello deben ser dictadas directamente por los ministerios públicos y no sea necesario que se dicte a través de los jueces, porque puede tardar más tiempo.

Que no sea necesario que una mujer tenga que poner una denuncia para que se le pueda dar una medida de protección, se da de inmediato y después se investiga si debía o no otorgarse esa medida”.

Recalcó que no se debe ver a la violencia contra la mujer como un asunto privado, sino debe tomarse como un asunto público que está flagelando a más de la mitad de la población en el estado y por eso se tienen que generar políticas importantes de prevención.

Por último, dijo que los juzgadores deben emitir sentencias ejemplares con perspectivas de género y cero tolerancia, apegados al protocolo que emitió el año pasado la Suprema Corte de Justicia de la nación.