En Michoacán AMLO destaca cancelación de reforma educativa

La medida fue probablemente la más festejada, entre una serie de propuestas que el Tabasqueño llevó este día a Zitácuaro

La reforma educativa no es, esa fue una imposición para someter al magisterio: AMLO (Foto: ACG)

Por: Sayra Casillas/@SayraCasillas2

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).-En el contexto de su primera visita a territorio michoacano como candidato presidencial, Andrés Manuel López Obrador, reiteró su intención de cancelar la reforma educativa.

La medida fue una de las más celebradas por los miles de simpatizantes que se congregaron esta tarde sobre la plaza Benito Juárez, de la cabecera municipal de Zitácuaro, en el oriente de la entidad.

Junto con los estados de Oaxaca, Chiapas y Guerrero, Michoacán se ha opuesto a la aplicación de la reforma educativa, resistencia emprendida por la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), gremio magisterial que se percibe: afin a la ideología de Morena.

«Que nadie se asuste, porque eso que llaman reforma educativa no es, esa fue una imposición para someter al magisterio, y para que nadie se espante mejor lo planteo con otras palabras: vamos a ponernos de acuerdo con los maestros, con los padres de familia, con pedagogos, especialistas, y vamos a elaborar conjuntamente un plan para mejorar de verdad la educación en el país», indicó, con énfasis en que no afectarían los derechos laborales del magisterio.

Andrés Manuel López Obrador estuvo acompañado por las dirigencias estatales de Morena y el PT, al igual que por los candidatos que ambos partidos postularon por cargos locales y federales, para los cuales también pidió el voto.

(Foto: ACG)

Transformación sin derramamiento de sangre

Durante su mensaje, y mientras asistentes gritoneaban a todo aquél que les cubriera la visibilidad, el ex perredista y ex jefe de gobierno capitalino, insistió en que busca un cambio de régimen radical, profundo, pero sin violencia, sin derramamiento de sangre.

Lo anterior, contrastó, a diferencia de los partidos que han alternado en el poder, pero al final resultan «la misma gata pero revolcada».

Buena parte de su mensaje estuvo enfocada al problema de la corrupción, mismo que prometió combatir desde su primer año de gobierno.

«Los que se hacen pasar por gobernantes forman parte de la banda de malechores que más roba al país… Soy perseverante, soy terco, soy necio, ya se me metió en la cabeza de que vamos entre todos a acabar con la corrupción y lo vamos a lograr, me canso ganso».

(Foto: Cortesía)

Con el mismo lenguaje coloquial, que en distintos momentos encendió la emoción de ciudadanos, cuya euforia detonó improvisadas porras, dijo que sin incrementos al IVA, sin endeudar al país, ni imponer más gasolinazos, va a aplicar políticas públicas de beneficio colectivo y con impacto entre los sectores más vulnerables. Entre ellas, perfiló las siguientes:

*Reducir privilegios a servidores públicos y eliminar las pensiones a los ex presidentes de México.

*Reducirse el sueldo a menos de la mitad de lo que hoy percibe el jefe del Ejecutivo federal, y sin compensaciones.

* Incrementar salarios de los maestros, enfermeras, médicos, policías, soldados y demás colaboradores al servicio del estado.

* Convertir la residencia oficial de Los Pinos en un espacio de fomento a la cultura, perteneciente al Bosque de Chapultepec.

* Eliminar la atención médica privada para los altos funcionarios públicos.

* Rescatar al campo a través de apoyos a los agricultores y ganaderos, así como a los ejidatarios y pequeños propietarios, durante todo el sexenio.

*Reducir el precio de los combustibles, e incentivar la producción de los mismos mediante la creación de dos nuevas refinerías y rehabilitar las seis que ya existen.

«El sueño que tengo, que quiero que se convierta en realidad es que el mexicano pueda trabajar y pueda ser feliz donde nació, donde están sus costumbres, su familia, que el que quiera irse a buscarse la vida a otras partes que se vaya por gusto no por necesidad», exclamó.

ZM