(Foto: Cortesía)

Morelia, Michoacán (Boletín).- La donación de órganos es un acto voluntario, altruista y gratuito, mediante el cual una persona o su familia (como representante legal) deciden conceder los órganos de un paciente con muerte cerebral, a otro que lo requiera, obsequiando con ello calidad y tiempo de vida.

Por ello, la Secretaría de Salud de Michoacán (SSM), a través del Consejo Estatal de Trasplantes (Coetra), exhorta a las y los michoacanos a tomar conciencia sobre la importancia de la donación de órganos.

En Michoacán, hay una lista de espera de 379 personas que necesitan un órgano; 272 ocupan un riñón y 107 una córnea.

En los hospitales de la SSM, la extracción de los órganos y tejidos donados se realiza en quirófano, con cirujanos altamente especializados que los procuran de manera prolija, resguardando el cuerpo de la persona, que luego se entrega a sus familiares.

El trasplante es un tratamiento médico realizado cuando existe una falla irreversible de un órgano, y ya se han evaluado todas las otras alternativas de tratamiento para recuperarlo.

La donación de órganos puede ser realizada también, por personas vivas que ceden un órgano a algún familiar, siempre y cuando esto no altere el funcionamiento vital de su cuerpo.

A pesar que la ley señala que todos somos potenciales donantes, a menos que declaremos ante un Notario Público nuestra voluntad de no serlo, es importante que la comunidad cree conciencia y se sensibilice ante la importancia de este acto; recordar que, más allá del deceso de nuestros seres queridos, donar sus órganos permite a otras personas mejorar sus condiciones de vida.

CA

Compartir