tala clandestina
Reforzarán operativos en estos ocho municipios (Foto: Cortesía)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Actualmente ocho municipios son catalogados como «foco rojo» por la alta incidencia que existe de tala clandestina, por lo que en lo que va de este año la Secretaría de Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Territorial (Semaccdet), en conjunto con otras dependencias estatales, han realizado 40 operativos con el decomiso de más de ocho vehículos cargados de madera sustraída de manera ilegal.

En marzo de este año la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) informó sobre la tala ilegal de diez árboles de pino en la reserva de la mariposa Monarca, ubicada al oriente de la entidad, mismo que fue retenido y resguardado luego de que al menos 15 elementos de la Guardia Nacional detectaron un vehículo que transportaba la madera en rollo de pino, en estado físico verde, presumiéndose así su corte reciente.

Los uniformados realizaron el aseguramiento del vehículo y de la madera en apego a violaciones al artículo 170, fracción II de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, la cual refiere a la regulación ambiental. Mientras que para el conductor responsable se contempla una multa que va desde los 8 mil 449 pesos hasta un millón 689 mil 800 pesos.

Al respecto, el titular de la Semaccdet, Ricardo Luna García, señaló que tras las recientes denuncias ciudadanas que han recibido en este año por el aumento de la tala clandestina, fueron reforzados los operativos con los elementos de la División Ambiental, quienes dijo han detenido y decomisado varios rollos de madera -sin precisar la cifra- en el municipio de Charo en donde se detectó una actividad importante que se comienza a inhibir para evitar la degradación de los bosques.

El funcionario recordó que en los últimos 20 años en Michoacán se han perdido 1.3 millones de hectáreas de bosques y selvas por plantación ilegal de aguacate y berries, también a causa de la tala inmoderada de árboles con la finalidad de su distribución y venta, así como la quema de zonas boscosas con fines de lograr asentamientos humanos, por lo que dijo que las autoridades estatales junto con las federales deben trabajar en una estrategia que permita evitar la disminución anual de 76 mil hectáreas de selva en la entidad.

La Fiscalía General del Estado (FGE) informó que en lo que va de este año han sido integradas 77 carpetas de investigación por delitos contra la ecología, la mayoría pertenecen a la tala clandestina, en todo el 2019 fueron en total 76 denuncias presentadas ante esta instancia de procuración de justicia.

Durante entrevista, Luna García reconoció que una de las zonas donde se reforzarán las medidas para evitar la tala ilegal, es en el oriente de Michoacán, ante ello, dijo, hace unos días se reunió con líderes de 13 comunidades y ejidos indígenas, incluida la Biósfera de la mariposa Monarca para diseñar una estrategia específica de defensa de los bosques. Pero también, el establecimiento de un comando de la policía ambiental del estado que realice todos los días rondines.

«También vamos a capacitar a los habitantes para que formen parte de comités de vigilancia en cada una de las comunidades indígenas, y a quienes se les extenderá una credencial como promotores ambientales para que denuncien cuando se presente este tipo de ilícito como es la tala clandestina», anticipó el funcionario.

Además del oriente, el titular de la dependencia estatal mencionó que existen otros ocho municipios catalogados por la autoridad como «foco rojo» por la tala ilegal, y en los cuales también se incrementarán los operativos en conjunto con las autoridades de procuración de justicia y de la Secretaría de Seguridad en el estado, como en Villa Madero, Tacámbaro, Uruapan, Huiramba, Lagunillas, Pátzcuaro, Hidalgo y Charo, en los cuales «hay mucha actividad».

Informó que en este año se han llevado a cabo 40 operativos en los que además del decomiso de importantes volúmenes de madera, han sido detenidos ocho vehículos

De igual manera, Luna García reveló que sobre la autopista de Morelia-Pátzcuaro han recibido varias denuncias de los ciudadanos que llegan a ver la movilidad de vehículos con madera de manera ilegal.

Ante pregunta expresa, el servidor público aseguró que el gobierno no ha relajado las medidas en la entidad para atacar el segundo problema más importante en términos ambientales como es la tala ilegal, pues en primer lugar se encuentra el cambio de uso de suelo para el cultivo del aguacate. Insistió en que se encuentra en una constante revisión de las zonas boscosas y de los aserradores que incumplan con la normatividad.

Entre los resultados, recordó que en el estado existen 52 áreas declaradas de conservación con una superficie total de 77 mil 675 hectáreas, en las cuales maleantes no pueden realizar ni tala clandestina ni tampoco el cambio de uso de suelo para plantar aguacate o las berries.

«Pero tenemos ocho áreas que están aún en proyecto para que pronto puedan ser declaradas como zonas de conservación y es en las que estamos trabajando. El Salitre y Tres Picos en Tacámbaro, El Zirate en Quiroga, el cerro de la Chuparrosa en Tangamandapio, el cerro Grande en Tangancícuaro, el Santuario de las Luciérnagas en Tlalpujahua, el cerro del Águila en Morelia y el cerro de La Caja en Zacapu», agregó.

Por: Guadalupe Martínez/rmr