Se acordó con los presidentes municipales garantizar el vital líquido a través de tinacos y el envío de pipas (Foto Ilustrativa: chihuahua.gob.mx)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- En Michoacán, hay mil 200 escuelas del nivel Básico que no cuentan con servicio de agua potable, por lo cual se habilitarán tinacos y a su vez se garantizará el servicio de pipas en los planteles, una vez que se regrese a clases de manera presencial para evitar los contagios masivos del Covid-19.

Así lo confirmó el secretario de Educación en el Estado, Héctor Ayala Morales, quien adelantó las reuniones que sostuvo con los 112 alcaldes de la entidad y las autoridades comunales del municipio de Cherán para que se busquen alternativas en las comunidades, donde no existe la infraestructura hidráulica suficiente a fin de que los estudiantes, profesores y autoridades de los planteles cuenten con el vital líquido que es indispensable para evitar la propagación del coronavirus.

El funcionario estatal, aseguró que los padres de familia deben estar seguros de que desde la SEE se buscarán todas las alternativas posibles para que una vez que las autoridades de la Secretaría de Salud en Michoacán (SSM) determinen que es momento del regreso a clases presencial, los planteles estén acondicionados en materia de infraestructura, pues el objetivo de la presente administración, dijo, es no permitir más casos positivos, y también, salvar vidas en medio de la crisis sanitaria.

Ayala Morales, reveló que en un diagnóstico que se hizo recientemente por la SEE, se contabilizaron alrededor de mil 200 escuelas del nivel Básico que se encuentran actualmente sin el servicio del agua, y son las que se encuentran principalmente en zonas de alta y muy alta marginación de las regiones de la Sierra-Costa, del Oriente en la Meseta Purépecha o en la Tierra Caliente.

En entrevista, reconoció que aún hay rezagos en algunas regiones de Michoacán para garantizar que los planteles estén en sus óptimas condiciones, pero también la falta del recurso económico ha impedido que las autoridades estatales puedan avanzar en la mejora de la infraestructura de las escuelas, sobre todo del nivel Básico.

Agregó que, junto con el Instituto de Infraestructura Física Educativa, se avanza en la construcción de sanitarios en donde aún hay letrinas o espacios no dignos para los alumnos.

En estos planteles, dijo que ya se acordó con los presidentes municipales garantizar el vital líquido a través de tinacos y el envío de pipas para que los estudiantes se laven las manos constantemente y con ello, se evite un posible contagio del Covid-19.

Remarcó que una vez que se dé luz verde en Michoacán para arrancar las clases de manera presencial en todos los niveles educativos, se deberán respetar los protocolos establecidos por el gobierno estatal como el ingreso a los planteles de acuerdo a su apellido para no saturar los salones, asimismo, el dejar de compartir útiles y alimentos, no saludar de beso o abrazo, salir al recreo de manera escalonada, y evitar a toda costa la venta de comida a las afueras de los planteles.

Para el presidente de Mexicanos Primero en Michoacán, Erik Avilés Martínez, está situación ha prevalecido de manera histórica en el Estado, porque desde el gobierno no hay la capacidad necesaria para universalizar la cantidad mínima estipulada por la normativa en materia de acceso a servicios básicos en las escuelas michoacanas.

“Las escuelas son el reflejo del desdén gubernamental por garantizar el derecho humano a la educación, a la movilidad social y al desarrollo integral de las comunidades”, consideró.

Por: Guadalupe Martínez/E