Los 4.6 millones de niños y adolescentes que viven en pobreza extrema presentan carencias en el ejercicio de tres o más de sus derechos sociales

Ciudad de México (Rasainforma.com).- Uno de casa dos niños y adolescentes en el país es pobre, de acuerdo a un estudio titulado ‘Pobreza y derechos sociales de niñas, niños y adolescentes en México, 2014’, el cual fue presentado de manera conjunta este miércoles por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Conveval) y el Fondo para la Infancia de las Naciones Unidas (Unicef).

El diagnostico indica que hay 21.4 millones de infantes de 0 a 17 años, de un total de 40 millones que viven en pobreza, de esos, 4.6 millones viven en pobreza extrema.

Gonzalo Hernández Licona, secretario ejecutivo del Coneval, dijo que la tendencia se ha mantenido desde el 2008, solamente con leves variaciones en la disminución de la pobreza extrema.

Por su parte, Isabel Crowley, representante de la Unicef en México, hizo un llamado a invertir más en este sector de la población con el fin de mejorar las condiciones en el país.

Los 4.6 millones de niños y adolescentes que viven en pobreza extrema presentan carencias en el ejercicio de tres o más de sus derechos sociales (acceso a seguridad social, vivienda digna, educación, etcétera) y ser parte de un hogar con un ingreso insuficiente para adquirir alimentos necesario a fin de tener una alimentación básica.

Por el contrario, de los aproximadamente 40 millones de menores de edad, sólo 6.8 millones (17%) no era pobre, ni enfrentaba ninguna condición de vulnerabilidad.