tala clandestina
Morelia, Pátzcuaro, Charo, Uruapan, Tingambato, Villamadero y Tacámbaro son las demarcaciones con el mayor registro (Foto Ilustrativa: https://www.gob.mx/semarnat)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Por tala clandestina de bosques y selvas en Michoacán, la Secretaría de Medio Ambiente, Cambio Climático y Recursos Naturales (Semaccdet), tiene en revisión 17 denuncias ciudadanas acumuladas este año por actividad ilegal, principalmente, en siete municipios de la entidad.

Morelia, Pátzcuaro, Charo, Uruapan, Tingambato, Villamadero y Tacámbaro son las demarcaciones con el mayor registro de procedimientos en la dependencia del gobierno estatal, aseguró el titular Ricardo Luna García.

Añadió que la tala clandestina de árboles tropicales ya alcanzó la Región Costa por la extracción de madera de mangle, palo rosa, tabardillo y parota.

“Estas actividades han ocasionado que cada año se pierdan 65 mil hectáreas de montes en Michoacán para comercializar madera o generar condiciones de suelo con fines ganaderos y agrícolas”.

Esta situación también pone en riesgo a las 14 mil 400 especies de flora y fauna que tiene la entidad por el cambio de estatus de los ecosistemas, “y es importante cuidarlo porque tenemos el tercer lugar nacional en biodiversidad”.

Recordó que para ello se mantienen operativos contra talamontes con la Policía Michoacán y la Guardia Nacional, además del resguardo a los bosques por parte de las comunidades indígenas.

Habitantes de Cherán, de Patamban (del municipio de Tangancícuaro); Angahuan (de Uruapan) y San Juan Nuevo (de Parangaricutiro), han optado por apropiarse de los terrenos y así proteger la biodiversidad, afirmó Luna García al señalar que esa debe ser la estrategia para la biósfera de la mariposa monarca.

Comentó que en el sector industrial se pueden generar convenios entre el gobierno y empresas comercializadoras de resina y en lo legislativo, sigue a la espera de que los diputados locales aprueben la iniciativa de ley ambiental para que un 3.5 por ciento del presupuesto de organismos recolectores se destine a pago de servicios ambientales.

Por: Aned Ayala/E