biosensor UMSNH investigación
Transcurridas las pruebas se pediría autorización de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) para su distribución y uso masivo en el sector salud (Foto: MiMorelia.com)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- La Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH) tiene listo el prototipo de los biosensores que desarrolló en conjunto con el Centro de Investigación y Desarrollo Tecnológico en Electroquímica (Cideteq), para diagnóstico de Covid-19, entre cuyas características resaltarían: alto grado de eficacia, menor tiempo de espera para el resultado, y un costo más bajo en contraste con el que tienen actualmente otras pruebas.

Este proyecto concursó por fondos ante el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), pero no obtuvo respaldo financiero pese a que fue bien evaluado, motivo por el cual la rectoría de la UMSNH tomó la decisión de desarrollarlo con recursos propios.

En entrevista exclusiva, el profesor investigador titular de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia, Alejandro Bravo Patiño, explicó que, antes de la pandemia por el Covid-19, en el Centro Multidisciplinario de Estudios en Biotecnología ya se trabajaba en el desarrollo de biosensores para detectar virus que causan enfermedades respiratorias en animales.

Debido a la actual emergencia sanitaria, el desarrollo tecnológico que ya se tenía para otros tipos de virus fue reconvertido para la generación de biosensores que permiten la detección del SARS-CoV-2 activo, o bien, la presencia de anticuerpos contra el mismo virus.

biosensor UMSNH
(Foto: MiMorelia.com)

Bravo Patiño aseguró que el diseño o prototipo ya está listo, de manera que los biosensores ya fueron probados en el Laboratorio Estatal de Salud Pública, ubicado en esta capital, y se busca una alianza con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) a efecto de que puedan realizar pruebas en su laboratorio certificado.

Agregó que otras pruebas se llevarían a cabo en el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias para validar los resultados, lo que daría pauta a la solicitud de autorización ante la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) para su distribución y uso masivo en el sector salud.

El investigador desglosó que estos biosensores implicarían una inversión de aproximadamente 300 pesos por prueba, propuesta con la que se disminuye a la décima parte el costo que tiene actualmente la prueba de PCR, con la ventaja de que por su alto grado de sensibilidad es eficaz para la detección de anticuerpos o la presencia activa del virus.

UMSNH investigadores
(Foto: MiMorelia.com)

Pormenorizó que los biosensores están asociados al uso de un software que toma las lecturas y envía la información a una computadora centralizada, lo que haría posible la recopilación inmediata de los datos que arrojen las pruebas aplicadas en distintos lugares o unidades del sector salud.

Durante la charla, Alejandro Bravo puntualizó que la patente de este proyecto está en proceso de registro, y de manera paralela se busca la alianza con una empresa relacionada con la industria farmacéutica para que sea la que se encargue de construir los biosensores, ya que la universidad no tiene la capacidad técnica y financiera para montar una cadena de producción.

Luis Enrique Franco, estudiante de maestría que lleva el peso de todo el proyecto, explicó que mientras otras pruebas tardan alrededor de 30 minutos en arrojar el resultado, con los biosensores el tiempo promedio de espera sería de 17 minutos.

Además de los ya citados, en el desarrollo de los biosensores están involucrados estudiantes de posgrado, los investigadores Rosa Elvira Núñez Anita y Luis Antonio Ortiz Fraga, este último del Centro de Investigación y Desarrollo Tecnológico en Electroquímica (Cideteq), que aporta el desarrollo electroquímico de los biosensores, en el que también participa la alumna de doctorado, Martha Leticia Jiménez.

investigadores UMSNH
(Foto: MiMorelia.com)

Por: Sayra Casillas/rmr