Enchiladas sin tortilla
Refiere que el 100 por ciento de venta diaria, un 70 o 75 por ciento son de enchilada sin tortilla. (Foto: YouTube)

Por: Adoración Araiza

Ciudad de México (Rasainforma.com).- Ante las diferentes incógnitas sobre la manera que tienen los chilangos a la hora de inventar el arte culinario, como son las quesadillas sin queso, las deliciosas tortas de tamal y la torta de taco dorado o la torta de gordita, los chilangos descubrieron un delicioso platillo más, se trata de “las primeras enchiladas sin tortilla”.

Lo cierto es que estas peculiares combinaciones en la cocina han llevado popularidad en el todo México y el mundo entero, tal es el caso de “las primeras enchiladas sin tortilla”, su creador Oscar Olivares, se asume como 100 por ciento chilango, es el fundador del restaurante dónde se puede disfrutar de este platillo, indicó que en un principio no esperaba que tuvieran tal demanda pero que hoy por hoy son la joya de la corona de su carta.

Olivares, mencionó que el mérito de la creación no le pertenece a él solo, ya que las recetas como las salsas y otras combinaciones provienen de la familia y en especial de su mamá, “Creo que las enchiladas son un platillo importantísimo en la comida mexicana e irónicamente han sido manejadas como un platillo secundario”, de ahí la importancia de darle un especial lugar en la carta de su restaurante, conocido como “El Chilango” en la capital de México.

Refiere que hasta el momento es lo que más se vende en su restaurante, aunque hay ocasiones que los comensales no las considera enchiladas, pero una vez que las prueban se enamoran del platillo y regresan al restaurante.

Además de las enchiladas sin tortilla y las enchiladas rosas, el lugar también cuenta con otras joyas escondidas: las enchiladas en salsa de cacahuate y las enchiladas en salsa de xoconostle.

Así mismo mencionó que la porción en el platillo no es algo de qué preocuparse, “Al principio servía porciones con tres enchiladas, pero ahora las subí a cuatro por el mismo precio”.

Señaló que para él lo importante es que la gente coma bien y termine satisfecha, “Una persona que queda satisfecha es una persona que regresa y además te recomienda. A mí en lo personal no me gustan esos lugares en los que comes y te quedas con hambre”, aseveró.

Con información de Excelsior