El Día Mundial de la Salud Mental se conmemora este jueves 10 de octubre (Foto Cortesía)

Morelia, Michoacán (Boletín).- Las enfermedades mentales deben dejar de ser causa de discriminación en México, ya que nuestro país se posiciona como el segundo en el mundo con mayor estigma para quienes padecen trastornos psiquiátricos, subrayó la diputada Araceli Saucedo Reyes.

La diputada recordó que las enfermedades mentales afectan ya al 28.6 por ciento de la población, y se estima que uno de cada tres mexicanos en algún momento de su vida padecerá algún tipo de trastorno mental.

La legisladora apuntó que las investigaciones académicas han revelado que en nuestro país el 80 por ciento de las personas que padecen una enfermedad mental carecen de tratamiento formal, y el número de psiquiatras que existen en todo el país no exceden los cuatro mil 400, es decir, se tiene una tasa menor a los cuatro médicos por cada cien mil habitantes.

“La Asociación Psiquiatra Mexicana reporta que sólo uno de cada cinco enfermos con trastornos mentales recibe tratamiento, y el promedio de tiempo que tardan en ser atendidos oscila entre los siete y 30 años”.

Araceli Saucedo Reyes hizo mención que la falta de una política pública que atienda de manera oportuna y eficaz los trastornos mentales, deviene en fenómenos sociales graves y de gran impacto para la población como lo son por ejemplo los suicidios.

Refirió que en México se ha registrado un grave incremento en la tasa de suicidios, ubicándose ya como la segunda causa de muerte entre jóvenes de 15 a 29 años de edad.

“Tenemos que recordar que la depresión es un trastorno mental que atendido de manera oportuna prevendría decesos de miles de jóvenes en el país, sin embargo no observamos una política clara en México para su atención”, finalizó.

PO