Por: Flavio Núñez

Grecia (MiMorelia.com/Redacción).- Una playa de Aitoliko, Grecia, fue escenario de un peculiar y escalofriante escenario, ya que se vio cubierta por una telaraña de más de 300 metros.

La ciudad, situada a 250 kilómetros al oeste de Atenas, fue lugar de un fenómeno estacional ocasionado por la temporada cálida, tiempo que las arañas Tetragnatha aprovechan para hacer sus nidos.

Fue así que la vegetación a la orilla de la playa de Aitoliko quedó debajo de la teleraña, la cual alberga a millones de arácnidos que se encuentran en época de apareamiento.

Este fenómeno se favorece por el incremento de población de los mosquitos, los cuales sirven de alimento para las arañas.

Sin embargo, la bióloga Maria Chatzaki, profesora de biología molecular de la Universidad Demócrito de Tracia, explicó que estos insectos no representan ningún peligro, ya que no son venenosas, y sólo estarán bajo la telaraña para reproducirse y crear toda una generación nueva.

Las arañas harán su fiesta y morirán pronto. Así que no tenemos que preocuparnos por un fenómeno que ya observamos en 2003 en Ilia, donde sus habitantes dijeron que esto ocurre cada cinco o tres años al inicio del otoño

Con información de La Nación

Flv Nz