Este, como otros 10 de mayo, miles de mexicanos festejan a sus madres

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com/Ireri Piña).- A ti que me diste tu vida, tu amor y tu espacio, a ti que cargaste en tu vientre dolor y cansancio… cantan un grupo de pequeños de quinto de primaria en un festival del Día de las Madres, entre lágrimas, la Señora Juana Mendoza aplaude y se levanta para abrazar a su pequeño Matías cuando este corre a entregarle una rosa de papel que él mismo elaboró.

Llama la atención entre el resto porque el niño es más pequeño en estatura y complexión que sus compañeros, sin embargo, ya tiene 12 años pero sufre de una discapacidad que no le permite desarrollarse plenamente, su rosa, podría ser a la vista la menos agraciada, pero a decir de Juana, es la más hermosa que ha recibido en sus 43 años de vida.

Tenía 31 años cuando Matías llegó, yo no lo esperaba y no sabía lo que iba a pasar con nosotros, pensé en dejarlo al cuidado de otras personas… pero cuando el doctor me dijo que había nacido de mi un niño especial y lo trajo a mis brazos, no dudé en que le daría todo lo que tengo y haría hasta lo imposible por protegerlo y hacerlo crecer como un niño feliz”, contó la madre.

Como Juana, hay miles de mamás que tienen a su cuidado a un “niño especial” y que cada día luchan muchas veces entre carencias, para que sus pequeños sobrevivan a la enfermedad, el rechazo y la dificultad que les representan los traslados de sus hijos cuando estos, no tienen la capacidad de caminar o de moverse por sí mismos, a pesar de ello, festejan este 10 de mayo con el que dicen, es el mejor regalo que han recibido.

Hay también las mamás que por decisión propia prefirieron adoptar a sus pequeños, como lo es Marisela Valdés Torres, quien platicó que sus 2 hijas Andrea y Adriana fueron adoptadas en el estado de Guanajuato hace ya unos años. “Preferí hacer adopción porque hay muchos niños en desamparo sobre todo los que ya son mayores, la gente regularmente prefiere bebés”.

Y es que Marisela y su esposo adoptaron a sus hijas con edades de 5 y 9 años respectivamente. “Primero íbamos solamente por Adrianita, que es la mayor, pero Andy nos ganó el corazón y entonces hicimos los trámites para que se nos permitiera tener a las dos pequeñas, afortunadamente nuestros asesores legales y las autoridades hicieron su trabajo para que lo pudiéramos lograr”.

Este, como otros 10 de mayo, miles de mexicanos festejan a sus madres y les rinden los honores que el niño Juan Pablo Ramírez dice, “debería ser todos los días”. “Mi mami y yo somos solos, nos tenemos nada mas nosotros. Ella trabaja y yo estudio en las mañanas y en las tardes ponemos un puesto de elotes afuera de la casa, a veces de garbanza o habas, a mi me gusta trabajar con ella porque así salimos adelante juntos”.