Silvano Aureoles, Insabi
La administración se hará cargo de los servicios de salud, señala (Foto: captura de pantalla)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- El gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo confirmó que no se entregarán los servicios de Salud a la federación como parte del modelo del Instituto Nacional de Salud para el Bienestar (Insabi) y por tanto, se firmará la adhesión no centralizada que significa que la administración estatal seguirá operando en la entidad.

Anticipó que la firma, será en unos días más a nivel nacional, pero todavía no hay una fecha precisa. Agregó, que todos los recursos federales del Insabi serán distribuidos a los Estados de manera igual, porque sí se está dentro de este nuevo sistema.

Aseguró, que hay una coincidencia plena en la política federal del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, en torno al mejoramiento continuo de los servicios de salud para que la gente que no puede cubrirlos puedan recibir la atención que merecen.

Debido a los buenos resultados que su administración ha tenido en materia de salud, tras el rescate en materia de infraestructura, económica y de abasto en medicamentos, Aureoles Conejo, explicó que su gobierno decidió firmar el convenio de adhesión no centralizada con la finalidad de que su gobierno siga encargándose de todos los servicios en la entidad.

Expuso, que la adhesión al Insabi, implica entregarle todo el recurso económico, de infraestructura y operación para que sea manejado por el gobierno federal, sin embargo, el patrón seguiría siendo el Estado, por lo que no es entendible, dijo que se firme el documento, sin embargo, dejó en claro, que estarán integrados a la política federal.

«En Michoacán, el presidente de la República, tienen aliados y vamos a caminar juntos para que no haya dudas», insistió Aureoles Conejo.

El mandatario estatal, recordó que desde el inicio de su gobierno se puso en el centro los servicios de salud, y empezaron un plan «ambicioso» que al pasar los meses y años de su administración han dado resultados.

«Es el tema más grave que se debe resolver como país, y nosotros pudimos ordenar los servicios de salud, así como toda la infraestructura», resaltó.

Explicó que en el sector salud, cuando llegó al gobierno, había un déficit que llegaba a mil 500 millones de pesos destinado a cubrir los salarios, y prestaciones al personal, pero también, un adeudo de tres mil millones de pesos con terceros institucionales.

También, enfatizó, que se encontró un «boquete financiero», porque la cantidad de recursos enviados para el entonces Seguro Popular, se aplicaron en otros temas y que rondaban los diez mil millones de pesos para materiales de curación e infraestructura, pero por razones diversas no se aplicaron en lo que estaba destinado.

A la fecha, Aureoles Conejo expuso que aún están pendientes por aclarar ante la Auditoría Superior de la Federación y de Michoacán alrededor de cinco mil millones de pesos del 2014 hacia atrás. «Todo estaba en ruinas en los hospitales y clínicas de salud, pero se resolvió con esfuerzo y trabajo», añadió.

Sobre los medicamentos, el mandatario estatal, expresó que al año se gastaban dos mil 500 millones de pesos para 12 meses, pero ahora con 800 millones su gobierno paga el material y medicamentos de 15 meses con un abasto del 90 por ciento.

El jefe del Ejecutivo de Michoacán, dijo que el mayor reto por resolver, es la contratación de doctores, enfermeras y especialistas para los hospitales y clínicas de salud.

Por: Guadalupe Martínez/AV