Por: Ireri Campos/@IreriCames

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- «No hay que dar por sentado que fue un derribo» dijo el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo, respecto a los hechos ocurridos el pasado martes en el municipio de La Huacana, donde presuntamente integrantes del crimen organizado derribaran con armas de grueso calibre un helicóptero de la Procuraduría General de Justicia del Estado.

Aseguró que los trabajos de peritos especializados en criminalística y aeronáutica continúan con las investigaciones, por lo que la causa del percance se definirá «cuando se tengan conclusiones«, a decir de Aureoles Conejo.

Al respecto de las armas de grueso calibre que desde el 30 de agosto se han decomisado por medio de operativos en la zona Tierra Caliente de la entidad, el titular del Ejecutivo de Michoacán señaló que el tráfico de armas en un «problema mundial«, con introducción de arsenal a México por tierra y mar. En tanto, afirmó que se deben reformar las medidas de control de armas en el país.

El mandatario estatal colocó a Estados Unidos como el principal proveedor de armas de fuego de Michoacán, debido a la cercanía de la nación con México, así como a la «extensa» frontera que los divide.