Foto archivo

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com/ Josimar Lara).- Con el último aumento en el precio de las gasolinas de México, el “contagio” hacia los demás bienes y servicios que consumen las familias se verá reflejado gradualmente conforme avancen las semanas, consideró Miguel Ángel Ayala Barajas, presidente electo del Colegio de Economistas del Estado de Michoacán (CEEM).

“En el corto plazo no habrá un incremento directo en el precio de los productos, pero sí habrá un aumento de manera indirecta, (…) porque finalmente la gasolina se utiliza para desplazar los productos de un lugar a otro, de la empresa que se fabrican a la tienda que se vende; y obviamente esto va representar un costo y va ver un impacto hacia la parte de alimentación, vestido y vivienda”, analizó.

Ayala Barajas recalcó que con este incremento en los combustibles el impacto inmediato se genera en los consumidores directos, por ejemplo en los transportistas y grandes empresas que trasladan mercancías o pasajeros.

“Lo más notorio, de entrada, será en la parte de autotransporte que seguramente en muy corto plazo anunciará incrementos en las tarifas. Por ejemplo, la cuestión de autobuses que comunican a las ciudades que son más libres, porque no hay una tarifa definida como sí está establecida en el transporte local, ahí comenzaremos a ver los incrementos”, mencionó.

Ante esta situación, el especialista estimó que el mayor impacto de este incremento en las gasolinas, así como el aumento en los precios de los productos y servicios que consumen los hogares, será notorio hacia el cierre del año cuando la inflación supere al 4 por ciento estimado a nivel federal.

“Yo creo que por estos movimientos en el precio de los combustibles, seguramente va haber un impacto final, es decir, el global incremento  será de 4 por ciento o más para todos los productos en su conjunto”, apuntó.

Causas del incremento de gasolina
Esta nueva alza en el precio de las gasolinas en el país, tiene su sustento en la incapacidad de satisfacción de demanda interna con la producción nacional, pues más de 50 por ciento de la gasolina que se consume en México se importa y se paga a un precio superior (precio internacional) que al que se vende en la República, explicó el presidente electo del CEEM.

“Según cifras de PEMEX, el crecimiento en el consumo de las gasolinas en los últimos 12 meses ha sido de 1 por ciento en promedio. Para Junio de 2016, se consumieron más de 837 mil barriles de gasolina diarios en el país”, mostró.

El economista abundó que otra razón por de este aumento es porque el precio promedio de las carburantes a nivel internacional ha crecido en lo que va del año 2016, pues solo de enero a agosto, el importe internacional de la gasolina pasó de 0.87 centavos de dólar por litro a 0.98, en resumen, aumentó 10 centavos de dólar.

“Lo que representa, que PEMEX compra en 18 pesos el litro de gasolina  fuera del país, luego  vienes y la vendes  aquí en  14 pesos; es decir, el Gobierno Mexicano subsidia la gasolina, por cada litro desembolsa de sus recursos 4 pesos para poder satisfacer la demanda interna”, puntualizó.

Además, dijo, que ante la depreciación del precio ante el dólar hacen más complicado al gobierno federal  el comprar gasolina en el extranjero, lo que provocó que la Secretaria de Hacienda y Crédito Público (SHCP) anunciara el aumento del precio de las combustibles en el mes de agosto, motivo por lo que la Magna se vende en 13.96 pesos, la Premium en 14.81 pesos y el Diésel en 13.98 pesos.

“Es un incremento que de alguna forma tiene un sustento económico, no hay recursos para estar pagando el aumento de las gasolinas. El Gobierno Federal ha dicho yo voy a tener finanzas sanas, ya no voy a gastar más y ha comenzado hacer recortes en distintas áreas”, expuso.