tamales
En México y algunas partes de América los tamales tienen una gran importancia culinaria (Foto: Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural)

Ciudad de México (Rasainforma.com).- Este 2 de febrero celebramos con tamales el Día de la Candelaria, un acto religioso que se une a los que inician desde la Navidad con el nacimiento del niño Dios, donde es colocado en el nacimiento, esperando la llegada de los tres Reyes Magos que esperamos para partir rosca el 6 de enero.

Los afortunados en encontrar un “Niño” en dicha rosca, convirtiéndose en los padrinos del niños Jesús, deberán ofrecer tamales a sus invitados este 2 de febrero, porque no se trata de cualquier día, este es el día en que se cumple la cuarentena, y se levanta del pesebre al niño, se viste y se presenta ante la iglesia, es decir  “ante la sociedad”.

Pero ¿por qué no comer otro platillo que no sean tamales? esto es debido a que la Fiesta de la Candelaria se mezcló con una tradición prehispánica; los antepasados celebraban el primer día del año azteca con ofrendas en honor a dioses como Tláloc y Quetzalcóatl, y uno de los alimentos que se ofrecían eran los tamales, que representaban a pequeños niños de maíz que nacían junto con el año nuevo.

En México existe una gran variedad de  sabores de tamales, los de sal: con chile verde, chile rojo, rajas y mole, con pollo, carne de cerdo y quesillo, estos son los sabores tradicionales aunque ahora podemos encontrar de verdolagas, barbacoa, flor de calabaza, entre otros.

De dulce los hay de fresa, coco, piña; con nuez, pasas y más.

La forma de envolverlos es también muy variada, con hojas de maíz, con hojas de elote secas o con hojas de plátano como los deliciosos tamales oaxaqueños.

Por: Redacción/R