Por: Sayra Casillas/@SayraCasillas2

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- En eventos cívicos realizados por el 209 aniversario del inicio de la Independencia nacional se conmemoró a quienes ofrendaron su vida por la libertad que hoy gozan los mexicanos, sin embargo, a nivel nacional y en el estado fue ineludible el clamor por una vida en paz y sin violencia.

Entre las arengas que lanzó la noche de este 15 de septiembre el gobernador, Silvano Aureoles Conejo, desde el balcón central de Palacio de Gobierno, Viva la Paz y la Reconciliación cimbró a quienes en el corazón de la capital michoacana se congregaron para disfrutar los festejos patrios, en medio de un fuerte dispositivo de seguridad, implementado casa año, a partir de los granadazos de 2008.

En el zócalo de la Ciudad de México, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, ante alrededor de 130 mil mexicanos, hizo lo propio, y a las arengas tradicionales incorporó: “Viva la Libertad, Viva la justicia, Viva la Democracia, Viva la Soberanía, Viva la Fraternidad Universal, Viva la Paz, Viva la grandeza cultural de México”.

Al pronunciarse al respecto, el secretario de gobierno en la entidad, Carlos Herrera Tello, calificó justo el reconocimiento que el titular del Ejecutivo Federal hizo a los pueblos indígenas y pertinente el llamado a que los mexicanos puedan vivir en paz.

En entrevista, luego de emitir este lunes un mensaje en el marco de la Ceremonia Cívica Conmemorativa por el 209 aniversario del inicio de la Independencia, el encargado de la política interna en el estado destacó que ese es hoy el tema central: construir la paz, luego de que en los últimos 24 años la incidencia de delitos de alto impacto ha repuntado, pese a elevadas inversiones en infraestructura, armamento, capacitación y creación de nuevos cuerpos policiacos.

“Algo tiene que ser diferente, por eso ayer lanzamos esta amplia convocatoria para la construcción del Consejo Michoacano para la Paz, donde estarán integrados todos (los sectores) para buscar generar paz y reconciliación”, remarcó.

Previamente, durante la ceremonia efectuada en la explanada Miguel Hidalgo y en presencia de servidores públicos de los tres poderes, principalmente funcionarios estatales y municipales, encabezados por el alcalde, Raúl Morón Orozco, el orador oficial hizo una semblanza sobre la lucha libertaria contra los peninsulares, en la que participaron, en sus distintas etapas, Hidalgo, Allende, Josefa Ortiz de Domínguez, Jiménez, Aldama, Abasolo, Morelos, Rayón, Vicente Guerrero, y, Guadalupe Victoria.

El presidente municipal de Zitácuaro con licencia remarcó que las actuales generaciones de mexicanos están obligadas a rendir homenaje permanente a los héroes nacionales que legaron libertades y patria. “Es nuestro deber seguir su ejemplo para ser mejores ciudadanos, preocupados por fortalecer nuestras libertades, siempre ocupados en hacer el bien, en edificar la paz, que traerá seguramente mejores oportunidades de progreso para la mayoría de la sociedad mexicana”.

Subrayó que como hace 209 años, hay una obligación moral y cívica de velar por los intereses de todos aquellos que tengan dificultades y sed de justicia. «Debemos todos los actores políticos, sociales, la academia y los empresarios, ser generosos y solidarios para construir una comunidad más igualitaria, llena de oportunidades que impida la desesperanza de nuestros compatriotas ocasionando que busquen los caminos fáciles, los caminos equivocados”.

Asumió que quienes ostentan un cargo público deben ser más patriotas para definir y defender con entereza e inteligencia los intereses supremos de la sociedad, salvaguardándola de los intereses mezquinos y oscuros de unos cuantos. “Es compromiso como servidores públicos ser más sentibles a los reclamos sociales”.

Después, planteó la necesidad de atemperar la violencia y la delincuencia que existen en el entorno, con medios alternativos: “no podemos apagar el fuego con fuego, es nuestra decisión, no queremos que la construcción de la paz en el estado, en nuestro municipio y en todos los municipios del país sea solo una fantasía, no podemos quedar a expensas de seres con interés superfluos y vanos, no podemos echar por la borda nuestra conciencia e identidad nacional e histórica, no debemos de traicionar a nuestros héroes, quienes a cambio de su propia vida nos dieron patria, nos dieron independencia, y nos dieron libertades”.

RMR