Este 21 de febrero celebramos el Día de la Lengua Materna

Por: Ariana Castellanos

Ciudad de México (Rasainforma.com).- Este 21 de febrero se celebra la diversidad lingüistica con el Día de la Lengua Materna, un recordatorio de que las sociedades multilingües y multiculturales existen a través de sus lenguas, que transmiten y preservan los conocimientos y las culturas tradicionales de manera sostenible.

(Foto: UNESCO)

Gracias a una iniciativa de Bangladesh en 1999, la Conferencia General de la UNESCO aprobó el dictamen de reconocimiento y desde el año 2000 se conmemoran las lenguas del mundo.

En México se hablan 68 lenguas indígenas, reconocerlas es reconocer la historia, cultura y realidad mexicana, señala el gobierno de México.

En nuestro país las lenguas que más se hablan son Náhuatl, Maya Tseltal, Mixteco, Tsotsil, Zapoteco, Oromi, Totonaco, Chol y Mazateco.

En México hay 7.4 millones de hablantes que se concentran en Chiapas, San Luis Potosí, Guerrero, Oaxaca, Yucatán, Hidalgo, Campeche, Quintana Roo, Veracruz y Puebla.

A través de un mensaje en su portal web, la UNESCO dijo creer en la importancia de la diversidad cultural y lingüística para las sociedades sostenibles.

“La diversidad lingüística se encuentra cada vez más amenazada con un mayor número de lenguas que desaparecen. Cada dos semanas, como promedio, una lengua desaparece, llevándose con su desaparición todo un patrimonio cultural e intelectual”.

A través de varias campañas se ha fomentado la importancia de preservar las lenguas de los pueblos indígenas y fomentar su educación.

Entre los países con más lenguas maternas están Brasil con 186, Colombia con 65, Perú con 43, Bolivia con 33 y Paraguay con 20.

De acuerdo al Atlas Sociolingüistico de Pueblos Indígenas en América Latina de la UNICEF; más de un quinto de las 557 lenguas indígenas habladas por los pueblos originarios de América Latina están en un serio peligro de extinción.

En México se han dado casos de discriminación por hablar una lengua indígena, por lo que los jóvenes han optado por no aprenderlo y así se va perdiendo.