El trabajo infantil tiene más incidencia en los niños que en las niñas

Ciudad de México (Rasainforma.com/Luciana Morillón).- Este domingo 12 de junio se conmemora el Día Internacional contra el Trabajo Infantil, con el propósito de dar a conocer el alcance del problema y promover iniciativas para resolverlo con la participación de los gobiernos, las empresas, los sindicatos, la sociedad civil, y todos y cada uno de nosotros, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Desde 2002 se declaró esta fecha, y  para 2016 se centra en la erradicación del trabajo infantil en las cadenas de producción como una tarea de todos.

Según cifras citadas por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), existen alrededor de 215 millones de niños trabajando en el mundo. De los cuales la mayoría no asisten a la escuela ni cuentan con tiempo para jugar.

Además la mitad de este total, está expuesto a las peores formas de trabajo infantil.

En 2007 los números indicaron que en México uno de cada ocho niños entre los cinco y los 17 años trabaja, lo cual da una suma superior a los tres millones y medio de niños y niñas en ese rango de edad.

Cabe destacar que el trabajo infantil tiene más incidencia en niños que en niñas, los niños trabajadores son casi el doble que las niñas, dos millones y medio frente a un millón doscientas mil.

El trabajo infantil prohibido en el derecho internacional queda comprendido en tres categorías:

1.-Las formas incuestionablemente peores de trabajo infantil (esclavitud, trata de personas, servidumbre por deudas, reclutamiento forzoso de niños para utilizarlos en conflictos armados, prostitución y pornografía, y actividades ilícitas).

2.- Un trabajo realizado por un niño que no alcanza la edad mínima especificada para el tipo de trabajo de que se trate y que, por consiguiente, impida probablemente la educación y el pleno desarrollo del niño.

3.- Un trabajo que ponga en peligro el bienestar físico, mental o moral del niño, ya sea por su propia naturaleza o por las condiciones en que se realiza, y que se denomina “trabajo peligroso”.