El 30 de mayo, Marte estará más cerca de nuestro planeta y se verá grande, pero en 2018 la distancia será menor (Imagen: NASA)

Ciudad de México (MiMorelia.com).- Desde hace varias semanas, la tonalidad escarlata de Marte brilla en nuestro cielo nocturno. En la actualidad puede avistarse antes del amanecer en la dirección hacia el Suroeste.

La buena noticia para aficionados a la Astronomía, es que este mismo mes el Planeta Rojo podrá observarse a simple vista de mayor tamaño y todavía más luminoso, como no se había presenciado. Ya quienes tengan telescopio apreciarán otros detalles específicos de su “anatomía”, entre estos una pequeña zona blanca, el hielo en su polo norte, de acuerdo a los especialistas. Será posible gracias al acercamiento que tendrán Marte y la Tierra en sus respectivas órbitas, siempre y cuando las condiciones climatológicas lo permitan.

Cuando aparezca la Luna Llena el próximo 21 de mayo sobre el horizonte Sureste, el cuarto planeta más lejano del Sol brillará alrededor de seis grados a la derecha y un poco más bajo que el satélite terrestre.

Pero el domingo 22 se espera que ese color rojo-naranja en el infinito presente su máxima brillantez, incluso mayor a Sirio, la estrella más luminosa de nuestro universo. Lo anterior debido a la oposición de Marte; es decir, éste quedará alineado con la Tierra y situado al lado opuesto del Sol, lo cual contribuirá a este fenómeno astronómico. Sólo será superado en el ambiente nocturno por el esplendor de la Luna.

Falta más. El 30 de mayo entrante, el Planeta Rojo estará más cerca del Planeta Azul, a una distancia de 75.3 millones de kilómetros (46.8 millones de millas), por lo que Marte se observará de mayor tamaño, el triple de lo que normalmente se vislumbra, o sea, como pudo reflejarse durante la pasada alineación planetaria entre enero y febrero, por ejemplo.

Ésa constituirá la menor distancia entre los planetas vecinos, aunque para el año 2018 disminuirá a 57.6 millones de kilómetros (35.8 millones de millas), y entonces la tonalidad escarlata podrá observarse mucho más grande y visible desde nuestro cielo que ahora, dentro de un par de semanas.

La oposición de Marte (Imagen: NASA)
La oposición de Marte (Imagen: NASA)