Este 2017 se aborda el tema ¿Por qué desperdiciar agua? (Foto:Segob)

Por: Miriam Arvizu

Ciudad de México (Rasainforma.com).- Sabías que aproximadamente 71 por ciento de la superficie terrestre está cubierta de agua, aunque aproximadamente sólo 2 por ciento es potable (dulce), y por ello debe conservarse y cuidarse. Este 22 de marzo se conmemora el Día Mundial del Agua.

La fecha fue propuesta en la conferencia de las Naciones Unidas (ONU) para el medio ambiente y el desarrollo efectuada en Río de Janeiro, Brasil del 3 al 14 de junio de 1992. Después de la cual, la asamblea general de las Naciones Unidas adoptó el 22 de diciembre de 1992 la resolución A/RES/47/1931 que declaró al 22 de marzo de cada año como Día Mundial del Agua.

En la actualidad más de 663 millones de personas viven sin suministro de agua potable cerca de casa, lo que les obliga a pasar horas haciendo filas o trasladándose a fuentes lejanas, así como a hacer frente a problemas de salud debido al consumo de agua contaminada.

En el mundo, más de 80 por ciento de las aguas residuales que se generan vuelve a los ecosistemas sin ser tratada ni reciclada.

La ONU destaca que mil 800 millones de personas usan una fuente de agua contaminada por material fecal, poniéndolas en riesgo de contraer el cólera, la disentería, el tifus o la polio.

El agua no potable, y unas pobres infraestructuras sanitarias, así como la falta de higiene, causa alrededor de 842 mil muertes al año.

El agua tratada de una forma segura es una fuente sostenible y asequible de agua y energía, así como para obtener nutrientes y otros materiales recuperables.

Cada año, la conmemoración conlleva a abordar un tema diferente y este 2017 se trata de ¿Por qué desperdiciar agua?, y en cómo reducir y reutilizar hasta 80 por ciento del agua que se malgasta en las casas, ciudades, industrias, agricultura y que fluye de vuelta a la naturaleza, contaminando el medio ambiente y perdiendo nutrientes valiosos.

Por lo que se necesita aumentar la recolección y tratamiento de las aguas residuales y reciclarlas de una forma segura. Al mismo tiempo reducir la cantidad de agua que se contamina y malgasta para ayudar a proteger el medio ambiente y los recursos hídricos.

Desde 1990, dos mil 600 millones de personas han obtenido acceso a mejores fuentes de agua potable, pero 663 millones todavía carecen de dicho acceso.

Entre 1990 y 2015, la proporción de la población mundial que utilizaba mejores fuentes de agua potable aumentó de 76 por ciento a 91 por ciento.

Foto: ONU