Motociclista atropellado sobre Morelos Norte y calle Juan Delgado, en la colonia Granjas del Maestro, de Salida Salamanca hacia el Pípila. El motociclista sólo resultó con lesiones

 

Circulación complicada sobre libramiento poniente, de salida a Quiroga a la de Pátzcuaro 

 

Cerrada la circulación en avenida del Estudiante, entre Acueducto y Bucareli, por vacunación en el estadio Venustiano Carranza

 

Se registra carga vehicular en la zona de Poliforum y en libramiento norte por la jornada de vacunación 

Estrés y ansiedad incrementan violencia familiar: psicóloga

mimorelia_violencia
La inteligencia emocional es la alternativa para evitar conflictos, señaló la psicóloga (Foto: Pixabay.com)
Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Durante el confinamiento por el brote del coronavirus Covid-19, el estrés y la ansiedad pueden ser causantes de un incremento en la violencia familiar por complicaciones en las relaciones personales, explica Rita Isela Vázquez Villagómez, psicóloga clínica con maestría en Terapia Breve Sistémica. Los tiempos de convivencia entre los miembros de la familia son muy diferentes a los que se vivían antes, y "se recrudecen los conflictos que no se han resuelto porque están más en carne viva", dijo. [caption id="attachment_741123" align="aligncenter" width="640"]psicóloga (Foto: Cortesía)[/caption]

Detalló que se requiere evitar responder con una agresión, para no perpetuar el ciclo de violencia, y actuar con inteligencia emocional para no responder a las provocaciones.

La psicóloga considera que platicar con alguien de confianza sobre los sentimientos de estrés y ansiedad ayuda a aligerar la carga. Asimismo lamentó que hay casos en que los niños son las víctimas de la violencia. "Qué triste que si en la escuela ellos encontraban un refugio, ahora no lo tienen, y es complicado ayudarlos a la distancia, aunque las instituciones educativas pueden hacer mucho por las familias, pero depende de que éstas se dejen ayudar".
"En México son pocas las personas que viven solas; hay parejas, 'roomies'; tenemos familias numerosas o muégano, por eso tenemos que ser respetuosos de los espacios, de la privacidad del otro, recordar que todos estamos en confinamiento, debemos ser tolerantes y pacientes; respirar profundo”, sugiere.
Añadió que para sentirse pleno y tranquilo se requiere organizar una rutina nueva, lo cual sirve para evitar la preocupación y el desánimo. "Todos estamos pasando por un proceso de adaptación importante, pues cambiar lo que siempre hacíamos genera ansiedad y estrés, sobre todo cuando tenemos que pasar mucho tiempo encerrados en un mismo lugar".

Indicó que por "nuestra cultura e idiosincrasia de mexicano, se complica cambiar las rutinas; somos cuadrados en muchas cosas, y adaptarnos de nuevo, cuesta trabajo".

Además, el socializar en el trabajo genera sentimientos de bienestar y ahora no se nos permite seguir con los lazos normales y esto provoca depresión, ansiedad, estrés y mal humor, por ello el ejercicio es importante, "realizar yoga, mindfulness, ejercicios aeróbicos, dos o tres veces por semana, pues se generan endorfinas que ayudan al estado de ánimo". Por: Fátima Miranda/rmr