Vuelven a operar los semáforos de salida Mil Cumbres, pero la zona continua con mucho tráfico por las obras de construcción del distribuidor

 

Lenta circulación en Av. Madero desde carpinteros de Paracho hacia gasolinera Poza Rica. Flujo contrario con aceptable circulación vehicular

 

Abundante carga vehicular desde casa de Gobierno hacia salida a Pátzcuaro. El carril contrario está más aceptable.

 

Precaución al circular entre ciudad industrial y distribuidor de salida a Charo por presencia de equinos que deambulan en la zona y se atraviesan entre los carriles.

Estudiante descubre que su profesor en línea estaba muerto desde 2019

mimorelia_clases_linea
En un sitio de Internet descubrió una esquela del maestro donde decía que había muerto en el 2019 (Foto: maestrospormexico.com)
Canadá (MiMorelia.com).- Un estudiante de la Universidad de Concordia en Montreal, Canadá descubrió que el maestro que le daba clases virtuales durante la pandemia por Covid-19, estaba muerto desde el 2019. El joven que asistía a la clase virtual de Historia del Arte dijo que le envió varios correos a su profesor para que le respondiera algunas dudas de la clase, pero no obtuvo ninguna respuesta, por lo que después de un tiempo de no lograr conversar con el maestro, decidió investigar cuál era el motivo por el que el docente se negaba a contestarle.

Fue así como inició la búsqueda del profesor Francois Marc Gagnon en Internet y lo que encontró lo dejó más desconcertado.

En un sitio de Internet descubrió una esquela del maestro donde decía que había muerto en el 2019, por lo que acudió a la universidad en búsqueda de respuestas y le dijeron que en efecto el Francois Marc Gagno estaba muerto, y aunque comunicó en su momento el deceso del docente, no avisó a los nuevos alumnos que tomarían clases grabadas que él había dejado. Además, la universidad aclaró que el material grabado del profesor no estaba destinado para ser usado en clases, pero ante la llegada de la pandemia y la necesidad de las clases a distancia, decidieron utilizar el material para que los estudiantes lo aprovecharan. Luego de que fuera aclarado el asunto, el estudiante dijo que fue una experiencia extraña, pues a partir de que no podía preguntar nada en la clase y de que el profesor no respondiera sus correos comenzó a sospechar que pasaba algo extraño.
“Ese sentimiento, cuando un profesor titular todavía está dando clases más allá de la tumba”.
  Por: Redacción/E