malas politicas
Las Casas del Estudiante “Espartaco” se enfrentaron con la carencia de internet y de equipos de cómputo para ajustarse a las medidas de educación (Foto Cortesía)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Desde el inicio de la pandemia se han visto las afectaciones de los diferentes sectores de población en general, y el sector estudiantil no es la excepción, miles de estudiantes de nivel universitario se han quedado sin condiciones para ajustarse a las nuevas circunstancias obligadas por la pandemia, para continuar con sus diferentes estudios académicos.

La Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH), que según datos de información pública, cuenta de con una matrícula de 49 mil 647 estudiantes, fue una de las más afectadas con las nuevas modalidades para estudiar, ya que estudiantes tanto de nivel bachillerato hasta nivel doctorado se tuvieron ajustar a las llamadas clases virtuales. Es sabido que miles de estos estudiantes no son del estado y por tanto se tuvieron que regresar a sus hogares de origen para resistir la cuarentena, además se tuvieron que enfrentar a las nuevas medidas de salud y formas de educación virtual que implican nuevos problemas.

Las Casas del Estudiante “Espartaco” que la conforman cuatro instalaciones en Morelia, albergan a cientos de estudiantes provenientes de las comunidades más vulnerables de los diferentes estados del país, quienes se vieron en la necesidad de volver a sus casas, para continuar con su educación de manera virtual, los cuales se enfrentaron con la carencia de internet y de equipos de cómputo para ajustarse a las medidas de educación.

Jaqueline Reyes Guido proveniente de la comunidad de Puruándiro y moradora de estos albergues estudiantiles mencionó que desde que inicio la cuarentena se ha visto afectada ya que en su comunidad no cuenta con buena señal de teléfono, internet y por tanto se le imposibilita poderse conectar a las clases virtuales que exigen en su carrera; “desde que inicio la pandemia, por motivos de salud, me tuve que regresar a mi pueblo, sabiendo que tenía que asistir a clases en línea y se me haría muy complicado poder conectarme todos los días a las clases que me piden mis profesores, pero no hay otra forma, esta es la única manera que la universidad encontró para poder concluir con mi ciclo escolar, además que mi familia se encentra con problemas económicos y tengo que dividir los tiempos para poder trabajar y ayudar con los gastos de la casa”, dijo.

Como ella hay muchos casos en Michoacán culpan a las políticas mal empleadas tanto por el gobierno estatal como el federal, políticas que no concuerdan con la realidad con la que se ven cara a cara miles de jóvenes en todo el país.

 Boletín/PO