Los estudiantes fueron becados por esa universidad alemana por un lapso de un mes (Foto Cortesía)

Morelia, Michoacán (Boletín).- Nuevamente estudiantes y un profesor investigador del Instituto Tecnológico de Morelia (ITM), “José María Morelos y Pavón”, participaron en la Escuela de Verano que organiza -desde hace 24 años- la Universidad de Jade de Ciencias Aplicadas en Wilhelmshaven, Alemania.

En este año, los estudiantes: Jason Jair Corona Ventura, Rolando Mena Ontiveros, Marina Esther Rodríguez Tapia, Pascual Neftalí Chávez Campos y Eduardo Sayeth Rodríguez Martínez, participaron en la Escuela de Ingeniería y Microfluídica y la Escuela de Ingeniería Biomédica.

El investigador del ITM, Gerardo Marx Chávez Campos, también acudió a ese país europeo para impartir el curso sobre Instrumentación y Adquisición de Procesamiento de Bioseñales, en coordinación con el doctor Mehemet Yüsekkaya de Bașkent University.

En sus actividades, los estudiantes desarrollaron proyectos coordinados en equipos cuyos integrantes son estudiantes del último año de su carrera, que ya concluyeron y/o que estudian algún posgrado, procedentes de distintos países.

Los jóvenes del tecnológico son alumnos de Maestría, Doctorado y de las Ingenierías en Bioquímica y Electrónica, quienes fueron seleccionados en una convocatoria abierta, previo a una selección para poder postularse bajo un estricto proceso de selección, cuyo principal requisito es ser alumno del último año de la carrera o que ya hayan terminado su carrera profesional, con dominio del idioma inglés y alemán, entre otros requisitos.

El profesor investigador del Tecnológico de Morelia fue el pionero en impulsar este vínculo con la Universidad de Ciencias Aplicadas de Jade, a través del Departamento de Ciencias de Ingeniería,  y el ITM desde hace cinco años, quien ha sido solicitado para que anualmente presente temáticas novedosas relacionadas con el campo de la Electrónica y Biomédica.

Los participantes en la Escuela de Verano desarrollaron, entre otros temas, un sistema fonocardiógrafo, el análisis y diseño de imágenes electrónicas para escuchar los latidos del corazón, entre otros temas.

Finalmente, los alumnos expresaron que esta experiencia, les permitió verificar que la calidad en la formación profesional en el ITM por parte de su personal académico, es de similar a la que se imparte en las instituciones de otros países considerados de primer mundo.

PO